23/07/2014

Entrevista con el jefe de prensa del FIB sobre pasado, presente y futuro del festival.

Ya hace un par de día que terminó el FIB, ese festival que fue referencia del indie en España y ahora es un pequeño pedacito de tierra británica en la costa castellonense. Hemos dado buena cuenta de lo que ha pasado en el festival con las crónicas de las jornadas del jueves, viernes, sábado, y domingo, protagonizadas por The Libertines, Kasabian, Tame Impala, M.I.A. o Jake Bugg. Pero solo un día antes de que diera comienzo la vigésima edición del festival, que según cifras de la organización congregó 120.000 asistentes (30.000 por día; un leve retroceso respecto al año pasado), tuvimos la oportunidad de entrevistar a Ernesto González, que además de ser el jefe de prensa de Maraworld (empresa que organiza el festival) formó parte de bandas estatales históricas como Pribata Idaho o los recientemente separados Grupo Salvaje. Ernesto nos recibió para discutir sobre el pasado, presente y futuro del FIB, ahora que con el nuevo director (Melvin Benn) y la confirmación de la edición 2015 (será del 16 al 19 de julio del año que viene) parece que tenemos festival para rato.

Cuando hicisteis las primeras ediciones, ¿esperabais llegar hasta aquí?
ERNESTO GONZÁLEZ: «El festival nació para quedarse pero nadie hacía cuentas de que iba a llegar a 2014 y celebrar la vigésima edición. Los últimos dos años no han sido fáciles pero no había duda de que iba a seguir avanzando. No creo ni que Jose ni que Miguel pensaran que el festival llegaría a las 20 ediciones; de hecho, así ha sido, ellos se fueron antes».

Al crear el festival se toma como referentes a los festivales británicos como Reading o Glastonbury que cuentan ya con más de 40 ediciones, ¿Cuál es vuestro referente a la hora de “envejecer”?
«No me atrevo a responder tu pregunta. La dirección es nueva, tendrá una fórmula para reorientar, o no, la línea editorial del festival. Remitiéndome a lo que ha dicho Melvin (Benn, nuevo director –ndr.) en la rueda de prensa y en varias entrevistas, su idea es retomar el espíritu original del festival, por lo que imagino que nos vamos a mover en parámetros similares a las últimas ediciones, quizás con algún retoque o incluyendo algún otro tipo de género musical».

Respecto a la edición de este año ha llamado bastante la atención la falta de cabezas de cartel claros el jueves y el domingo. ¿Ha sido premeditado o circunstancial?
«Ha sido por circunstancias. El festival se programa para dos grupos de gente diferentes, españoles y británicos, por lo que con el intento de contentar a todo el público se programó de esa manera, no fue premeditado. Es evidente que hay dos nombres que sobresalen por encima del resto, Kasabian y The Libertines. Tinie Tempah parecía que apuntaba mucho más alto hace unos meses, y Paolo Nutini, que actuó el domingo, es un artista importante. De cara al público español se podría haber puesto a M.I.A. como cabeza de cartel, pero es mucho más conocida en España que en Reino Unido».

¿Hubo algún intento de contactar con otros cabezas de cartel concretos? ¿Te atreves a decir algún nombre?
«Sí, hubo intentos pero no me atrevo a responder, es algo que excede mi responsabilidad. En todo caso, defendemos el cartel de esta edición y estamos muy orgullosos de él, lo cual no quiere decir que si tuviéramos otras bandas, quizás podríamos estar más orgullosos» .

¿Costó mucho convencer a The Libertines para que se pasaran por el festival?
«No fue demasiado complicado ya que ellos son fans del festival. Si las bandas son fans la predisposición es muy buena y no entraña grandes problemas».

A la hora de ver el cartel, llama la atención de la cantidad de grupos que a priori podían ser problemáticos en cuanto a su comportamiento, como por ejemplo Cat Power, que arrastra problemas de cancelaciones, o Lily Allen que ya canceló más veces en el FIB.
«Nos arriesgamos, son gajes del oficio. Cat Power tiene una leyenda un poco negra que viene sobretodo de sus inicios. Más tarde, según tengo entendido, se normalizó mucho, por lo que esperemos que no vaya a haber ningún problema ni con ella ni con Lily Allen, ni con nadie».

FIB 2014

Un tema que nos llama particularmente la atención es que a la hora de traer a grupos anglosajones se apuesta por el rap con nombres como De la Soul o The Streets, ¿Por qué no ocurre lo mismo con el rap español?
«Esta pregunta debería ser respondida por los bookers, pero hemos estado tentados varias veces, todo se andará. No es un camino que se vaya a cerrar, ni mucho menos, solo que no quiero dar nombres. No jugamos con prejuicios, es solo abrir el camino».

Respecto al cartel de este año, se produjo a tres días del comienzo del festival la cancelación de Charli XCX, ¿Se previó alguna sustitución?
«Cuando se cae alguien del cartel con el festival encima, es muy difícil encontrar a algún sustituto, lo habitual es un reajuste de horarios que se comunican lo antes posible, pero una sustitución con tan poco tiempo es muy complicado».

Hay un grupo que se asocia con los inicios del festival y que mucha gente daba por hecho al ser el 20º aniversario: Los Planetas. ¿Cómo es que no cuajó para esta edición?
«Ellos no estaban haciendo gran cosa este verano, ese ha sido el mayor problema. Los Planetas están ligados a la primera parte del festival, como The Chemical Brothers. Sin embargo hemos apostado por Automatics, porque tanto ellos como The Charlatans son parte importante de la historia del festival. Por una parte creíamos que estaría bien tener un cabeza de cartel de la primera edición como The Charlatans. En lo que se refiere a Automatics, muchos no se acordarán, pero salieron a hombros en la primera edición. Fueron la revelación absoluta, tocaron a una hora muy buena y la gente estuvo entregadísima. Había mucha gente que no era ni de Madrid y de Barcelona ni de Linares, es decir, donde Automatics tocaban habitualmente, y era el primer concierto que les veían en unas condiciones extraordinarias en un buen escenario con un buen sonido y un mejor ambiente. Su triunfo fue total».

Con la llegada de Melvin Benn al festival, ¿se espera el cambio real?
«Melvin no considera este período como un período de cambio, simplemente viene con la intención de continuar con esta labor que a él, personalmente, le gratifica y le parece un reto maravilloso. El objetivo es la continuidad del festival e intentar que cumpla otros 20 años sin problema, recuperando el espíritu inicial y devolviéndole al FIB el lugar que se merece. Simplemente trabajar, continuar y mejorar lo máximo posible».

A título personal, ¿podrías destacar tres grupos que hayan pasado por esta vigésima edición?
«Podría destacar un grupo grande, uno mediano y uno pequeño. Como grupo grande, The Libertines. Aunque suene un poco exagerado, me gusta mojarme en mis apreciaciones y para mí es uno de los mejores grupos, sino el mejor, que ha dado el Reino Unido desde los Clash. Es un grupo del que me interesan muchas cosas, entre ellas Pete Doherty que ha dado sobradas muestras de su talento en sus proyectos en solitario como Babyshambles; es decir, que lo de los Libertines no fue casual. Es un tipo peculiar pero tiene un gran grupo con una gran actitud y canciones magníficas que recuperan ese gran rock inglés. Por otro lado, y así lo profeso íntimamente, me parece muy importante el aspecto psicodélico de Tame Impala, me parece un grupazo, esperemos que no se les agote la fórmula y sigan haciendo discos tan buenos como su segundo disco Lonerism. Y por último, como grupo pequeño, destacaría a varios, entre ellos Fat White Family, aunque quizás apostaría por La Femme, el grupo francés, que tiene un rollo de rock bailable con guitarras surf que consigue una mezcla explosiva».

Hace 4 meses de tu último concierto con Grupo Salvaje (también tocaste en el FIB 2013), ¿cómo lo viviste?
«Fue en abril y lo viví como el final de muchos años de intentarlo. No tenía mucho sentido seguir intentándolo si no habíamos podido dar un paso más y nos seguíamos quedando en intentarlo. No sé si voy a seguir con algún proyecto más. Tengo claro que no voy a volver a montar un grupo, lo que haga lo haré en solitario, tomando mis propias decisiones. Son muchos años conviviendo con gente, y con Grupo Salvaje han sido muchos años de buen rollo. Pero simplemente ahora prefiero tener independencia absoluta sobre todas las decisiones que se deben tomar».

Entrevista: Alejandra Moreno y Santi Fernández

Publicidad
Publicidad