18/05/2014

Una docena de apuestas personales alejadas de los grandes nombres para el festival barcelonés.

Vamos al grano, que todos sabemos perfectamente de qué va esto: nuestro ya tradicional post de apuestas y recomendaciones para el Primavera Sound, cuya próxima edición arranca en poco más de una semana. Ese en el que incluimos unos cuantos nombres que, posiblemente, no deciden la compra de un abono, pero sí condicionan de lo lindo una ruta de conciertos. Algunos obligan a «madrugar» sin importar lo dura que fue la noche anterior; otros llevan a plantearse seriamente el sacrificio de algún headliner. Y todos tienen papeletas para dar la sorpresa y terminar saliendo en una foto a la que, en principio, no estaban invitados. Hemos escogido doce, todos sacados de las tres jornadas centrales (y, a la postre, principales) del festival: jueves 29, viernes 30 y sábado 31. Eso deja fuera a bandas y solistas muy interesantes, como Angel Olsen o Paus, aunque citados quedan. Algo más que una simple mención merecen, creemos, las siguientes joyas del Primavera Sound 2014. En el cartel hay más, bastantes más, pero estas son las nuestras. Y las defenderemos a capa y espada.

RODRIGO AMARANTE

Cuándo: jueves 29 de mayo a las 18:40. Escenario Ray-Ban.
Incompatible con: Glasser y Real Estate, que no es precisamente poca cosa.

Diciendo que Rodrigo Amarante es 1. Brasileño, 2. Compañero ocasional de Devendra Banhart y 3. Tercio, junto a Binki Shapiro y Fabrizio Moretti (The Strokes), del trío Little Joy, ya queda bastante bien definido tanto el personaje como su música. El primer trabajo en solitario de este carioca barbudo es un ejercicio de poliglotía tanto idiomática como musical: lo mismo te habla en portugués, que en inglés o en francés; y lo mismo te canta lento un folclor local (‘Irene‘), que se arrima a un pop con pinceladas electrónicas (‘Hourglass‘) o se pone tropical y delicioso en lentas canciones de jazz bossanovero (‘O Cometa‘). O agarra la acústica, que es lo suyo, y te conquista hasta los huesos (‘Tardel‘). Cavalo es, en fin, el disco personalísimo de un hombre que tiene poco de debutante y mucho de artista modesto y maduro. Cierto es que los sacrificios son dolorosos, pero el que le tenga tirria a esos gafapastas de extrarradio (que alguno hay), aquí tiene un plan B de lo más interesante. (Daniel Boluda)

MIDLAKE

Cuándo: jueves 29 de mayo a las 19:35. Escenario Sony.
Incompatible con: los feroces Girl Band, los incombustibles The Ex y, sobre todo, Pond.

Y, de repente, Midlake. Ya han pasado ocho años desde que tocaran techo con el brillante The Trials of Van Occupanther y por el camino han perdido a su líder, Tim Smith, pero han resucitado. Más concretamente, resucitaron a finales de 2013, cuando publicaron Antiphon, disco en el que asumen que no pueden seguir siendo exactamente la misma banda que antes a pesar de conservar el nombre. Es inevitable echar en falta la evocadora voz de Smith, pero Eric Pulido cumple como nuevo frontman. Especialmente cuando el resto de la banda, que no es precisamente manca al micrófono, le arropa como sabe. Y ahí es donde cobra sentido esta apuesta por los de Texas: sus coros en cascada y sus armonías vocales parecen una opción perfecta para coger carrerilla en la primera jornada. (Víctor)

THE GROWLERS

Cuándo: viernes 30 de mayo a las 23:45. Escenario Vice.
Incompatible con: el final de Pixies, el principio de The National, y casi todo Slint.

Suele relacionarse la música surf con esa instrumental que hacen The Trashmen o Los Coronas, pero lo cierto es que el aroma a mar, parafina y “ganja” se percibe más en los oleajes de The Growlers. Originales de Dante Point, California, practican un garage destartalado de guitarras pero rebajado a la velocidad de navegar encima de un tablón largo. Los reverbs a la voz, tan particular y nasal, y el golpeo pesado y perezoso a la batería, consiguen dotar en su totalidad una atmósfera distinta en sus directos: movimientos serpenteantes, intercambios de instrumentos entre ellos y la sensación de que comparten grupo y filosofía de vida dentro y fuera de los escenarios. Para nosotros, sus mejores temas están en su mayoría recopilados en el último largo Hung At Heart de 2013 –’Someday‘, ‘One Million Lovers‘ o ‘In Between‘–, pero también los hay en largos anteriores que siguen recuperando en directo, caso de los clásicos cabareteros ‘Graveyard’s Full‘ o ‘Doghearts‘, ambos clásicos en su repertorio. Canciones felices de profundidad plana y trascendencia mínima, pero de disfrute permanente. (Jordi Isern)

SUN RA ARKESTRA

Cuándo: jueves 29 de mayo a las 20:45. Auditori Rockdelux.
Incompatible con: Caveman, Majical Cloudz, Warpaint o Jamie xx.

https://www.youtube.com/watch?v=deV6p1hvtXs

Sun Ra Arkestra es una de las apuestas más arriesgadas del Primavera Sound, la misma baza que el año pasado jugó Mulatu Astatke y que también se pudo ver en el interior del Auditori. Es posible que su presencia se pueda interpretar como un homenaje a una banda que ha sabido seguir adelante sin su alma máter, fallecido en 1993, y que ha mantenido el listón muy alto durante toda su larguísima carrera. Al deceso de Sun Ra le siguió el de su sustituto, John Gilmore. Aún así han sabido sobrevivir con Marshall Allen al frente, renovando el discurso de jazz espacial de tintes exóticos y trasfondo filosófico. Un buen momento para recuperar discos como The Sound Of Joy y disfrutar de la vitalidad de unos directos que continúan siendo objeto de elogio. (Carlos)

JOHN WIZARDS

Cuándo: jueves 29 de mayo a las 00:40. Escenario Pitchfork.
Incompatible con: unos tal Arcade Fire. Además, Bo Ningen o Fort Romeau.

La opción más loca. Pero mucho: el directo de estos sudafricanos coincide con el de Arcade Fire, indiscutible cabezón del festival. Poca broma. Hasta es posible que nosotros, aún habiéndoles recomendado, pasemos de ellos en favor de Win Butler y compañía (¡cri-te-rio!). Pero también es posible que, en un momento dado, terminemos agobiándonos un pelín a orillas del escenario Sony y pongamos rumbo al Pitchfork, donde nos esperarán John Wizards con su colorido cocktail de reggae caleidoscópico, funk alucinado, house primitivo, folklore afrikáner y otras etiquetas chulas con las que impresionar al ligue festivalero de turno. Lo que no es una posibilidad, sino casi una certeza, es que el ratito con ellos merecerá la pena por hedonista y sugestivo. Aunque sobre las tablas quizás haya más gente que frente a ellas. (Víctor)

CHARLES BRADLEY

Cuándo: jueves 29 de mayo a la 01:10. Escenario Ray-Ban.
Incompatible con: Arcade Fire y algunos tramos de John Wizards, Touché Amoré o Andy Stott.

La actuación de Charles Bradley es fruto de la perseverancia. Solo así se puede entender la carrera de un tipo que sacó su primer disco cuando ya era sexagenario (y todavía analfabeto) y que con dos trabajos se ha convertido en uno de los próceres de la música negra. Compañero en Daptone Records de Sharon Jones o Lee Fields, quienes le discuten el reinado soul, el adulador de aquel James Brown al que vio en el mítico concierto del Apollo de 1962 ha sabido dignificar el testigo dejado por su álter ego. Sus noches han pasado en el metro de Nueva York; sus días, en la cocina de un psiquiátrico; y su tiempo libre, rodando por una carretera hasta encontrar un tugurio en el que quebrar sus cuerdas vocales. El destino ha sido justo con un tipo capaz de oscurecer el ‘Heart of Gold‘ de Neil Young, elaborar una declaración como la de ‘You Put The Flame on It‘ y recuperar el sonido del gueto con ‘Confusion‘. Ni siquiera su coincidencia con Arcade Fire puede ensombrecer el que sin duda es uno de los tesoros de esta edición del Primavera Sound. (Carlos)

 

Páginas: 1 2

Publicidad
Publicidad