27/04/2014

Videoclip para una de las canciones clave del fabuloso nuevo disco de los británicos.

Con esa etiqueta, al menos para quien escribe esto, de grupo típicamente británico y casi de consumo interno, Elbow han ido labrándose una carrera meritoria en la que han ido aproximándose a la sofisticación y la elegancia total para su pop de fijación clásica, orquestal y de épica contenida. The Seldom Seen Kid, publicado en 2008 y merecedor del Mercury Prize de ese año, fue probablemente su disco más exitoso, y a raíz de ahí han ido limando su propuesta con Build a Rocket Boys! (en 2011) hasta llegar a The Take Off and Landing of Everything, editado este mismo año, y que en efecto es uno de los discos más serenamente deliciosos que hemos escuchado últimamente. Los de Guy Garvey han llegado a un grado de dominio de la sofisticación instrumental y melódica que hace de la escucha de este álbum, cuyos temas rebasan los cuatro, cinco o seis minutos, se haga con una fluidez asombrosa, y con un sentido de la unidad muy bien hilado. Y escuchando canciones como la descomunal ‘Fly Boy Blue / Lunette‘ o ‘My Sad Captains‘, uno puede imaginarse que The Antlers han debido de escuchar bastante a los británicos. Precisamente de esta segunda canción, que en el disco dura seis minutos exactos, Elbow acaban de publicar un videoclip, que nos sirve de excusa para invitarles a la escucha de The Take Off and Landing of Everything. El vídeo, en realidad, es lo de menos, con imágenes de niños en clase de baile, y de hecho la versión de la canción usada para el clip ha sido acortada un par de minutos y perjudica un poco esa serena progresión épica de la original, pero sirva de puerta de entrada para un disco que consigue sonar emotivo sin caer en lo empalagoso. Ya que estamos, dejamos una espléndida interpretación en vivo de la canción, casi calcada a la original, y la escucha completa de The Take Off and Landing of Everything, para los todavía no iniciados. Nunca es tarde.

Publicidad
Publicidad