21/04/2014

¿O eran los Daft Punk de verdad?

El segundo fin de semana del Coachella 2014 acaba de terminar, y esta vez no hay streamings ni conciertos completos que valgan puesto que el festival se retransmitió por un canal de pago de la televisión norteamericana (¿acabaremos viendo los festivales por canales así?). Sin embargo, sí hemos tenido las habituales colaboraciones sorpresa capturadas por las cámaras del público, y entre ellas encontramos las de Lauryn Hill con Nas, Haim y MGMT con Kid Cudi, o el mismísimo Jay-Z con Pharrell (de raperos va la cosa, sí); pero sin duda los ganadores, para variar, fueron Arcade Fire. No contentos con haber escondido detrás de sus máscaras a gente como Julian Casablancas o el actor Aaron Paul (protagonista de Breaking Bad), ayer decidieron trollear un festival entero sacando al escenario a dos tipos ataviados con trajes y cascos a imagen y semejanza de los que Daft Punk lucieron en los Grammy. (Y, dicho sea de paso, haciendo realidad nuestra inocentada del año pasado). No, no eran los Daft Punk reales, pero al parecer Win Butler los introdujo como «unos invitados muy especiales que vamos a traer al frente«, mientras que los asistentes cuentan que luego bromeó diciendo que se llamaban Phat Dunk. Así aparecieron los dos falsos Daft Punk para ocupar su parte destacada en el escenario de Arcade Fire y, no contentos con eso, interpretar una versión ralentizada de ‘Get Lucky‘. De momento todas las pruebas gráficas que hemos encontrado las tienen adjuntadas aquí debajo, pero suponemos que a medida que vayan pasando las horas se irán añadiendo más vídeo y demás. Hacia el final del concierto, por cierto, Beck también subió al escenario para cantar la versión de ‘Controversy‘ de Prince (una de las que hacen últimamente) con el grupo, pero claro, al lado de los dos robots, supo a poco.

Foto: Billboard

Publicidad
Publicidad