24/03/2014

Los londinenses, teloneros de Franz Ferdinand en Barcelona, anuncian un disco que gustará a los fans de alt-J.

Ahí va una breve intro que, a estas alturas de la película, puede ser arriesgada. Y es que a más de uno puede embargarle la más absoluta pereza si decimos que vamos a hablar de una banda surgida de las cenizas de los ya extintos Pete and the Pirates (esto era un temazo, ¿no?) y escogida para abrir el concierto que Franz Ferdinand ofrecerán en Barcelona a comienzos de abril. Lógico y normal: todo ello suena peligrosamente a la década pasada y de excitante tiene más bien poco, las cosas como son. Pero no se larguen todavía. Porque Teleman, la banda que hoy nos ocupa, no recuerda en absoluto a Pete and the Pirates aunque compartan con ellos tres miembros. Tampoco a Franz Ferdinand. La especialidad de estos londinenses es hacer canciones bonitas y delicadas, aparentemente pequeñas e inofensivas. Así son ‘Cristina‘ y ‘Lady Low‘, dos de los sencillos que estos londinenses han estrenado hasta ahora bajo el amparo de Moshi Moshi Records. El primero, de entrañable aire robótico, conecta con el delicioso minimalismo de alt-J; el segundo, una joyita narcotizada que reserva un papel estelar para el saxofón, les emparenta con el pintoresco Connan Mockasin.

En una onda algo más guitarrera y vigorosa se mueve ‘Steam Train Girl‘, el otro single que uno puede escuchar si se pega un garbeo por la cuenta de Soundcloud de Thomas Sanders y compañía. Tres razones para colocar al cuarteto dentro de ese cupo de formaciones (The Maccabees, Bombay Bicycle Club, Wild Beasts, los propios alt-J) empeñadas en demostrar que no sólo de revivalismos vive el pop alternativo británico. Tres formas interesantes de reordenar elementos de sobra conocidos. Tres temas que irán incluidos en el primer álbum de Teleman, grabado junto a Bernard Butler y recientemente anunciado. Se llamará Breakfast y verá la luz el próximo 26 de mayo, también a través de Moshi Moshi. Mucho tienen que torcerse las cosas para que no sea un triunfo.

Publicidad
Publicidad