16/03/2014

30 minutos que dejan muchas dudas de cara a su cercano segundo disco en solitario.

Aunque no resultara sorprendente, la confirmación definitiva de que Julian Casablancas publicará su segundo disco en solitario este año, juntamente con el primer teaser desvelado, auguraba buenos tiempos para el líder de The Strokes. Después del olvidable trabajo que publicó con su banda principal el año pasado, 2014 supondrá una nueva posibilidad de reconciliación, y todo pasa por The Voidz y sus conciertos de presentación en directo. Precisamente ayer en Austin el amigo Casablancas dio su segundo concierto dentro del South By Southwest 2014, y todo el mundo parece estar de acuerdo en que fue un auténtico desastre. Casablancas estuvo especialmente esquivo (gran parte del concierto fue a oscuras, y cuando se veía el escenario el cantante estaba casi siempre de espaldas al público), las canciones –en su mayoría nuevas– no cuajaron en absoluto, y al final incluso una página dedicada íntegramente a The Strokes concluía que fue terrible. Un Casablancas apenas sin voz, la falta de prueba de sonido, y el hecho de que supuestamente iba colocado son algunas de las causas de que el concierto fuera tan poco apetecible, pero hay que reconocer que las canciones nuevas, esas que en el teaser pintaban tan bien, tampoco ayudaron en absoluto con partes que parecían casi improvisadas y demasiada experimentación en conjunto. Al final todo se resolvió en que el público ni siquiera pidió el bis, y el único momento reconocible del concierto fue una ‘Instant Crush‘ que no es completamente suya (hola, Daft Punk) y que rozó la vergüenza ajena. Un concierto que, por cierto, puede verse íntegramente en vídeo aquí debajo (además de ‘Instant Crush‘ en otro vídeo, por si se quieren ahorrar el suplicio). ¿Motivos para la esperanza? Que en Stereogum afirman que The Voidz, segundo disco de Julian Casablancas, todavía no está terminado. Porque por lo que vemos aquí, le falta algo de trabajo, eso está claro.

Publicidad
Publicidad