24/02/2014

El segundo adelanto de su prometedor nuevo disco puede escucharse a través de un simpático tutorial.

Resulta bastante complicado que una canción de Real Estate enganche a la primera, aunque más complicado aún es que disguste. Los de New Jersey no saben decepcionar, pero tampoco hacer hits instantáneos. Lo suyo no son los romances que empiezan a mil por hora para luego enfriarse, sino los amores cocidos a fuego lento que duran toda la vida. Ni siquiera ‘It’s Real‘, la que probablemente es su diana más certera hasta la fecha, pareció algo demasiado especial o llamativo en una primera escucha. Sin hacer demasiado ruido, pronto pasó de ser una cancioncita agradable pero inofensiva a convertirse en todo un himno. Y todo apunta a que pronto podremos decir lo mismo de ‘Talking Backwards‘, el impecable single de adelanto con el que hace unas semanas anunciaron su próximo disco. Idéntico camino lleva ‘Crime‘, tema nostálgico y encantador que estrenan ahora para seguir presentando ese esperado Atlas que publicarán el 3 de marzo. Un álbum que, de momento, tiene una pinta inmejorable merced a estos dos anticipos marca de la casa. La receta con la que están construidos ambos parece sencilla: tal y como ocurría en ‘Talking Backwards‘, en ‘Crime‘ podemos reconocer todos y cada uno de los instrumentos que van apareciendo. No se ve trampa o cartón por ningún lado. Uno tiene la sensación de estar escuchando algo fácil de ejecutar, pero no debe serlo cuando pocos consiguen bordarlo como Real Estate. Ellos, seguros de que es difícil hacerles sombra, se permiten el lujo de estrenarlo acompañado de un tutorial como los que cientos de jóvenes suben a YouTube desde sus habitaciones. Ni por esas es sencillo imitarles.

Publicidad
Publicidad