29/01/2014

Dean Wareham y Britta Phillips protagonizan el nuevo videoclip del trío.

Por aquí aún andamos digiriendo la primera escucha del segundo álbum de nuestros queridos Hospitality, Trouble. Se lo adelantamos: no ha sido buena. De hecho, ha sido tirando a dramática. Pero queremos creer en ellos, pensar que la culpa es nuestra y no suya. Ya desde su título uno puede adivinar que esto no va a ser el camino de rosas que era su adorable e instantáneo debut, uno de los mejores discos del 2012. Algo que Amber Papini, su vocalista, confirma: »Muchas de las canciones tratan acerca de entornos cotidianos que despiertan ansiedad o malestar». De entrada, poco que ver con el carácter despreocupado de joyitas como ‘Eight Avenue‘ o ‘The Right Profession‘. A lo largo de sus poco menos de 45 minutos, Trouble no arroja nada que se parezca demasiado a alguna de ellas. Lo que sí hay son algunos detalles interesantes que nos obligan a darle una segunda oportunidad más pronto que tarde: un novedoso uso de los sintetizadores que brilla especialmente en la ochentera ‘Rockets and Jets‘, el ambicioso salto adelante que se aprecia en lo instrumental (y que queda claro en los seis minutos de ‘Last Words‘) o el trotecillo nostálgico de una ‘Going Out‘ que ahora se convierte en nuevo single del álbum. Lo hace, claro, videoclip mediante. Y no uno cualquiera: uno protagonizado por Dean Wareham, miembro de Galaxie 500, y Britta Phillips. Pareja en la vida real y pareja en esta historia de sonambulismo dirigida por Scott Jacobson. Hospitality estarán en el Primavera Sound 2014, por cierto, cuyo cartel se desveló ayer mismo.

Publicidad
Publicidad