27/01/2014

Videoclip para otro hit de la danesa; su debut se acerca, y sus conciertos en BCN y Madrid también.

Ya hace casi un año que hablamos por primera vez de la danesa , a raíz de ‘Glass‘, una de sus primeras canciones, que ya era un acierto absoluto comparable con divas como Lykke Li. Y tiene gracia, porque pese a no haber publicado su primer disco todavía (lo hará en breve: No Mythologies To Follow sale el 10 de marzo), ya cuenta con varios hitos interesantes, como el hecho de haber sido producida por Diplo (para ‘XXX 88‘) o haber cantado en un tema de Avicii (no es que esto nos motive demasiado, pero cualquiera le dice que no a uno de los ídolos del pop masivo actual). El caso es que el debut de , del que ya conocemos unas cuantas canciones, tiene una pinta estupenda, y por si fuera poco cada paso que ha dado la chica parece más segura, más acertada y con más ganas de comerse el mundo. El último de ellos fue el anuncio de que esta ‘Don’t Wanna Dance‘ sería el primer single oficial de No Mythologies To Follow, y como no podía ser de otra manera es probablemente su mejor canción. También la más abiertamente festiva (pese al nombre) y más claramente pop, con un estribillo de los que se incrustan en el cerebro y ese ritmo tribal que ha caracterizado la mayoría de sus canciones hasta el momento. Si a eso le sumamos un final eufórico con incluso sección de vientos, el resultado es infalible. El videoclip, por su parte, nos muestra a Karen Marie Ørsted como una suerte de diva de extrarradio, en una sucesión de eventos durante la cual la chica apenas deja de bailar. Algo normal cuando escuchamos este rotundo hit, que anticipa de la mejor manera posible uno de los discos llamados a luchar por ser el debut del año. ‘Don’t Wanna Dance‘, además, viene acompañado por un vídeo en directo de la canción, grabado en Copenhague y que evidencia el magnetismo que desprende la chica en directo. El 10 de marzo, entonces, la respuesta en forma de disco; y solo unos días después, sus primeros conciertos en sala en Barcelona (21 de marzo en sala Bikini) y Madrid (22 de marzo en Independance). Cita ineludible.

Publicidad
Publicidad