31/12/2013

Doce meses resumidos en diez minutos.

Terminamos el año pasado (es decir, 2012) preguntando si estábamos ante el principio del fin. Doce meses después, aunque seguimos aquí, la respuesta tiende a ser afirmativa. 2013 ha sido un año excelente musicalmente hablando, con una de las mayores avalanchas de nuevos discos de nuestras bandas de cabecera que recordamos, pero las turbulencias siguen ahí, puede que más agudizadas que nunca. El IVA sigue en el 21% arremetiendo contra promotoras de conciertos, salas y festivales, la crisis económica sigue salpicando el ocio nocturno, y lo peor de todo es que no parece que nadie –con el poder suficiente– tenga pensado hacer nada. Más allá de eso, lo dicho: seguimos aquí. Y merece la pena repasar brevemente lo que han dado de sí estos 365 días para afrontar el 2014 como se merece. Allá vamos.

2013, AÑO DE GRANDES RETORNOS

Arctic Monkeys

Por motivos obvios no nos han cabido todos en nuestras listas de los mejores discos del año, pero la cantidad de nuevos discos publicados por la mayoría de nuestras bandas más queridas ha sido casi abrumadora. Desde los fenomenales nuevos trabajos de Arctic Monkeys, Vampire Weekend y Arcade Fire (los tres en el Top 5 de este año) hasta Phoenix, Daft Punk, The Strokes, Kings of Leon o MGMT, no recordamos tal cantidad de novedades suculentas en un mismo año. The National, Sigur Rós, Kanye West, Franz Ferdinand, M.I.A. y Yeah Yeah Yeahs han publicado sus álbumes durante esta temporada, que también ha visto el retorno de My Bloody Valentine (con un álbum publicado a principios de año casi por sorpresa), de David Bowie (en una forma espectacular), y de referentes como Boards of Canada, The Pastels o Mazzy Star. Hasta nuestro amigo Justin Vernon (Bon Iver) nos ha deleitado con dos discos… aunque de sus proyectos paralelos, The Shouting Matches y Volcano Choir, porque un nuevo disco de Bon Iver puede quedar un poco lejos ahora mismo. Una larga lista que tardaremos en digerir como se merece, la verdad.

En el terreno del directo, el retorno más esperado probablemente ha sido el de The Postal Service, con su actuación en el Primavera Sound 2013y su posterior desmantelamiento, porque parece que definitivamente no tendremos segundo disco y que el divertimento de Ben Gibbard y Jimmy Tamborello vuelve a la nevera. Otros que se han reactivado son Pixies, quienes sin Kim Deal anunciaron su enésima vuelta a los escenarios, esta vez acompañada por nuevas canciones, que han dejado un sabor más bien agridulce. Estarán en el Primavera Sound 2014, igual que Neutral Milk Hotel: anunciados durante la última jornada de la edición de este año del festival, el grupo de culto liderado por Jeff Mangum ya ha iniciado su gira mundial, que recalará en Barcelona en mayo del año que viene. Absolutamente ineludible.

DAFT PUNK Y ARCADE FIRE: LAS CAMPAÑAS

arcade-fire

Pero si hay dos discos que han dominado este año, han sido sin duda Random Access Memories de Daft Punk y Reflektor de Arcade Fire. Parece que, de hecho, se hayan repartido el año, de forma que el cuarto álbum del dúo francés llegó el 21 de mayo (acaparando por tanto buena parte de la primera mitad del año), mientras que el cuarto de los canadienses vio la luz el 28 de octubre, protagonizando la segunda mitad. Ambos trabajos eran, por supuesto, de los más esperados del año, pero la monumental campaña de promoción previa casi terminó por aburrirnos. Varios teasers, anuncios de televisión, escuchas selectas y rumores infitnitos para Daft Punk, y graffitis, lanzamiento simultáneo del single en todo el mundo, pancartas y multitud de vídeos para Arcade Fire. Los primeros todavía no han dado ni un solo concierto para presentar su Random Access Memories (su primera actuación, de hecho, será en los Grammy 2014), mientras que los segundos han hecho una extensa gira de presentación en locales de aforo pequeño, y en 2014 se embarcarán en una gira mundial que los llevará al Primavera Sound 2014 (festival en el que fueron anunciados, por cierto, con una pancarta gigante en el centro de Barcelona). 2013, sin duda, ha sido suyo.

EL AÑO DE HAIM Y LORDE

Haim

De entre los debutantes de este 2013, por motivos varios, merece la pena quedarse con la presencia femenina: las hermanas Haim, que como bien predijo el BBC Sound of 2013, han explotado definitivamente este año después de los destellos de 2012 gracias a su pop infeccioso e infalible, cargado de referencias sonoras reconocibles pero efectivo como el que más; y la neozelandesa Lorde, protagonista de estos últimos meses del año gracias a un consistente debut como Pure Heroine y a esa ’Royals’ que directamente se ha convertido en una de las canciones del año. No han estado solas, puesto que Chvrches han firmado uno de los discos más disfrutables del año, y AlunaGeorge han crecido considerablemente, aunque su debut se quedó un poco a medias (víctima de su propio hype hasta cierto punto). Lo de Daughter no por comprensible es menos sorprendente, y es que su superlativo If You Leave culminó una progresión de tres años que les ha colocado en el selecto grupo de bandas con una legión de seguidores. Su concierto en el Primavera Sound 2013 supuso el primero aviso, y su sold out en Barcelona y Madrid varios meses más tarde, la consagración definitiva. También ha sido el de James Blake, que con su Overgrown se ha llevado el Mercury Prize 2013 y el aplauso unánime de la crítica de todo el mundo… pero eso no ha sido una sorpresa para nadie, Blake ya es de los grandes.

EL FIB DE LAS DUDAS

woodkid

Pese a todas las trabas, la mayoría de festivales estatales han logrado mantenerse este año, en algunos casos incluso creciendo. El Primavera Sound, el Sónar, el Arenal Sound y el DCode celebraron sus ediciones más exitosas, mientras que propuestas como el Bilbao BBK Live, el Día de la Música, el SOS 4.8 o el Low Cost se afianzaron sólidamente. Todos menos dos: el Faraday, que celebró su última edición (junto a su décimo aniversario), y el FIB, que pasó su edición más comprometida, con fuertes rumores de cancelación a escasos días de su celebración. Una edición que finalmente sí se celebró, en la que participamos como Indiespot DJs (y lo bien que lo pasamos), y que pese a todo registró una decente afluencia de público y dejó grandes conciertos, como los de Arctic Monkeys, Woodkid o Everything Everything. Uno de los festivales más emblemáticos para toda una generación agoniza, pero poco después de celebrarse este pasado verano anunció la edición de 2014, la que supondrá su 20º aniversario, y puso sus primeros abonos a la venta a 70€. Todavía no ha anunciado ningún nombre, pero esperamos expectantes.

EL STREAMING Y EL CROWDFUNDING MUSICAL: ¿EL FUTURO?

Motorama

Cada vez cierran más tiendas de discos (este año Luchador Records en Barcelona, por ejemplo), y las salas de conciertos pasan por dificultades inconcebibles (este año han caído la Caracol de Madrid o el Nasti, después reabierto bajo su primer nombre, Maravillas). Tampoco se ha salvado la prensa musical, que en 2013 ha visto cómo una de sus publicaciones de cabecera, la revista Go Mag, echaba el cierre, simbolizando muchas cosas. Pero no todo han sido malas noticias para la industria, porque hay motivos para la esperanza: uno de ellos es el propio Primavera Sound, cuya organización, romántica como pocos, ha puesto en marcha este año una tienda de discos (La Botiga del Primavera), un sello discográfico (El Segell) y hasta una gira por ciudades españolas de grupos de aquí (el Primavera Sound Touring Party). Pero hay más: el streaming de música sigue en alza con Spotify y Deezer, modelos que aunque despiertan amores y odios entre los propios músicos (y este año lo hemos visto de parte de pesos pesados), cada vez están más asentados en lo que será la industria musical de los próximos años. A su lado, propuestas innovadoras como Cooncert (conciertos bajo demanda via crowdfunding) abren un camino interesante para los grupos pequeños con una base mínima de fans (lograron un sold out con su segunda propuesta, la de los rusos Motorama), y eventos como la feria BIME en Bilbao, dedicada plenamente a la industria (aunque también con apartado de conciertos) nos dicen que puede haber esperanza. Ojalá sea así.

ADIÓS A LOU REED

Lou Reed

Un resumen de 2013 no puede terminar sin la más amarga de las despedidas que hemos vivido este año: la de Lou Reed, que falleció el pasado 27 de octubre. La noticia, por inesperada y triste, cayó como un auténtico mazazo, y supuso la despedida de uno de los genios que la historia de la música ha dado. Este fue nuestro homenaje, y a él nos remitimos para recordarle para siempre.

Menos traumáticos, en comparación, han sido otras despedidas de grupos, porque como mínimo no suponen un punto y final. Nuestros queridos The Walkmen anunciaron una pausa indefinida y “bastante extrema” (aunque su cantante ya ultima su primer disco en solitario), mientras que los mallorquines Antònia Font sorprendieron a sus fans con su inmediata separación, que solo concedió un triple concierto de despedida en su Palma de Mallorca natal. Final con regusto amargo para lo que a todas luces ha sido un año de resistencia. ¡Pero aquí seguimos!

Publicidad
Publicidad