28/12/2013

El hermético dúo sueco regresa más gélido y tenebroso que nunca.

Puede que sea porque nos malacostumbraron publicando dos discos, una mixtape y un par de EP’s entre 2009 y 2010, pero de allá para cuando echamos en falta a los misteriosos y herméticos jj. Y eso que no han estado precisamente parados últimamente: no ha faltado nuevo material suyo que llevarse a la boca, aunque haya sido de forma espaciada. Sirvan como ejemplo los cinco cortes incluidos en High Summer EP (2012) y, sobre todo, la maravillosaBeautiful Life‘, probablemente su mejor canción hasta la fecha. De un tercer álbum con todas las de la ley, en cambio, ni rastro. Ya hay quien señala al 2014 como el momento escogido por Joakim Benon y Elin Kastlander para publicarlo, pero ellos, para variar, no han abierto la boca para aclarar nada. Lo que sí hicieron hace un par de días fue estrenar un tema nuevo, ‘My Boyz‘, que viene con advertencia incorporada: »Esto no es un anuncio, esto no es un single, esto no es un grito de ayuda. Simplemente, él me dejó por teléfono. Me siento tan tonta». Con esa sentencia como punto de partida, no sorprende que ‘My Boyz‘ nos muestre a unos jj menos luminosos que de costumbre, bastante alejados de esa onda balearic que, por otro lado, ya parece formar parte del pleistoceno musical. A que en su regreso suenen gélidos y tenebrosos, aunque también bellos a rabiar como de siempre, ayuda la compañía de un vídeo bastante turbador obra de Mattias Erik Johansson.

Publicidad
Publicidad