27/12/2013

Los tres aprovechan estas fechas para estrenar nuevas canciones nada convencionales.

No es nada nuevo: siempre ha habido artistas y grupos agradecidos que aprovechan estas fechas de paz y armonía para compartir algo de material especial con sus fans. Y en 2013, también. Empezando por unos These New Puritans que pueden presumir de haberse marcado uno de los mejores discos del año, el escurridizo y valiente Field of Reeds. A estas alturas, los británicos ya estarán celebrando todos los piropos que se han ganado gracias a canciones como ‘Organ Eternal’ o ‘Fragment Two’, pero han podido sacar tiempo para componer una felicitación navideña en forma de tema nuevo. Concretamente, cinco minutos. Eso es lo que tardó Jack Barnett en crear esta ‘James H Xmas Song Mix2‘ que en principio estaba ideada como regalo para su amigo James Heysmond. La cosa tiene truco: son 110 segundos puramente instrumentales. Un juego de niños comparado con la obra de orfebrería que es Field of Reeds.

2013 también ha sido importante para Röyksopp, aunque de otra forma. En su caso, les ha servido para ir desentumeciendo los músculos antes de un 2014 que se les presenta prometedor: ya han confirmado las primeras fechas de su gira conjunta con Robyn (¿algo que decir, Sónar?) y, además, todo apunta a que publicarán su primer álbum desde 2010. Para seguir cogiendo carrerilla y despedir estos últimos doce meses como se merecen, los noruegos estrenan otra fugaz canción apropiadamente titulada ‘Twenty Thirteen‘. Absolutamente sorprendente (podría ser obra de Devendra Banhart o Adam Green) y, sobre todo, disponible en descarga gratuita. »A present to you from us», dice el dúo. Bienvenido sea.

Los que no han escatimado en minutaje han sido los neozelandeses Unknown Mortal Orchestra. Más bien, todo lo contrario. Veintidós minutazos es lo que dura el marciano viaje que han colgado en su página de Bandcamp junto a un escueto »MERRY XMAS». Lo han bautizado como ‘SB-01‘ y, para ser sinceros, parece sacado del hilo musical de una peluquería de diseño. Si el experimento tiene más de coña o de campo de pruebas de cara a futuros trabajos, ya lo descubriremos. Y si ustedes no tienen demasiado tiempo libre estos días, pasen de él y pongan en el reproductor el segundo disco del trío. Ese sí que merece una escucha.

Publicidad
Publicidad