21/12/2013

Confirmado: el sucesor del delicioso debut de los californianos está, por fin, muy cerca.

Los habituales de este espacio sabrán que se nos nota a la legua cuando a un disco le tenemos ganas. Es fácil darse cuenta: no tenemos ningún problema en demostrarlo incluso hablando de él antes de que tenga título, fecha de lanzamiento concreta o algo parecido. Precipitado y forofero, sí, ¿pero acaso alguien puede resistirse a un poquito de hypeo? Nosotros, al menos, no. Y eso es justo lo que vamos a empezar a hacer con el segundo trabajo de Avi Buffalo. ¿Alguien recuerda este nombre? Los olvidadizos tienen excusa: el proyecto de Avigdor Zahner-Isenberg lleva sumido en un barbecho prácticamente absoluto desde que hace casi cuatro años publicara su debut homónimo, un disco de colorines difuminados y naturalidad pasmosa, fresco y apacible, que a más de uno le sirvió para poner banda sonora al verano de 2010. Imposible no asociar de forma casi instantánea esa forma de cantar casi maullada del californiano con aquellos meses estivales que ya parecen cosa de otro siglo. Es probable que los que sepan de qué hablamos hayan seguido con atención la página de Facebook de Avi Buffalo, donde a lo largo de los últimos días hemos podido comprobar que la nueva entrega de Avi y su banda está al caer. De hecho, hace escasos días podíamos leer un esperanzador »Aaand we’ve completed the last day of mixing» que confirma que el proceso ya ha entrado en el tiempo de descuento. Por lo tanto, si todo va cómo debe ir, pronto serán las gentes de Sub Pop las que muevan ficha para anunciar los detalles de un álbum en el que, quién sabe, quizás haya hueco para alguna de las muchas canciones que Avi Buffalo ha ido estrenando en vivo durante todos estos meses de atrás. Entre ellas, una ‘Think It’s Gonna Happen Again‘, continuista y, por lo tanto, deliciosa, por la que James Mercer mataría. Justo aquí abajo está interpretada en una sesión organizada por Here Today.

Publicidad
Publicidad