30/11/2013

Los neoyorkinos anuncian un ''hiato bastante extremo'' que nos deja fríos.

No cabe duda de que nos acordaremos perfectamente de esta semana cuando toque dar forma a nuestro ya tradicional resumen del año. Y no porque la tendremos fresca en la memoria. Tampoco porque haya sido una mina de buenas noticias, más bien por todo lo contrario. Esta semana, dos bandas bastante queridas por estos lares han decidido parar, echar el freno, cesar su actividad musical. Como prefieran decirlo, pero el caso es que Antònia Font y The Walkmen se han puesto de acuerdo para anunciar que lo dejan. De la decisión de los primeros ya hablamos hace un par de días, sorprendidos y algo tristes. Ahora la que toca lamentar es la de los segundos, desvelada por Peter Bauer, bajista del grupo, en una entrevista con The Washington Post. Una entrevista concedida únicamente y exclusivamente para desvelar que The Walkmen ya no volverán a ser The Walkmen, al menos durante un período de tiempo que se antoja largo.

Bauer, portavoz de algo que los neoyorkinos no quieren llamar »disolución oficial» y sí »hiato bastante extremo», aclara que no se trata de un hecho demasiado traumático para ellos: »No creo que hayamos sido una banda propiamente dicha durante mucho tiempo, así que no hay mucho que romper, supongo». Y si bien deja abierta una pequeña puerta para una posible vuelta al ruedo en un futuro lejano (»tal vez esto cambie con el tiempo, tal vez no, tal vez demos más conciertos»), asegura que ni él ni sus compañeros tienen ganas de hacer otro disco de The Walkmen. Sí tienen, en cambio, ganas de continuar haciendo música: Hamilton Leithauser trabaja en un disco en solitario repleto de colaboraciones del que ya tuvimos noticias en agosto, Walter Martin también está componiendo por su cuenta y el propio Bauer ya planea lanzar un álbum bajo su propio nombre llamado, atención, Liberation!. Leyendo sus declaraciones, el título toma un potente significado. »Han sido casi 14 años. Creo que es suficiente». Toca aceptarlo, recuperar joyas como Lisbon y Heaven (dos de nuestros trabajos favoritos de 2010 y 2012 respectivamente) y comprobar algo compungidos que la agenda de conciertos de su página web no se extiende más allá del 4 de diciembre. Afortunados los que ese día, en el Union Transfer de Philadelphia, puedan ser testigos del último show de The Walkmen hasta nueva orden.

Publicidad
Publicidad