28/11/2013

Darán su último concierto el próximo 27 de diciembre.

Inesperada noticia para comenzar el día. Antònia Font, uno de los grupos responsables de la regeneración del pop en catalán (aunque son mallorquines), han anunciado su separación. Sin grandes estridencias y cogiendo por sorpresa a todo el mundo, como suele ser habitual en ellos. El único indicio que ahora podemos ligar a la noticia fue la reciente cancelación de su participación como invitados especiales en el Primavera Sound Touring Party de Santiago de Compostela, en el que fueron reemplazados por Mishima. Ahora, con la noticia de la separación recién confirmada, es fácil atar cabos. El grupo que abrió camino para Manel, El Petit de Cal Eril e incluso Mishima dice adiós, «satisfechos con el trabajo hecho y conscientes de su legado«, tal como explica el comunicado de prensa oficial. Simplemente explican que consideran que ha llegado el momento de poner «punto y final» a su trayectoria y concentrarse en proyectos personales, «no necesariamente relacionados con la música«. Aunque apostamos a que la carrera en solitario de Joan Miquel Oliver, guitarrista y principal compositor, seguirá para dar continuación a sus dos discos ya publicados. «Sin controversias ni traumas internos«, sigue explicando, Oliver, Pau Debon, Jaume Manresa, Joan Roca i Pere Manel Debon dejan un último disco que les define perfectamente: Vostè és aquí, publicado el pasado 2012, una recopilación de 40 mini-canciones con carácter conceptual y en el que transitan por todos los estilos que han poblado su carrera. Pero si bien es un «digno epitafio«, como ellos mismos dicen, es justo reivindicar que el disco que lo cambió todo (para el grupo y para el nuevo pop en catalán) fue Alegria en 2002 –con el que obtuvieron el reconocimiento de la crítica–, seguido de una trilogía posterior (Taxi, Batiscafo Katiuscas y Lamparetes) en la que nunca bajaron de la excelencia. Incluso en esa rareza que es Coser i cantar, el disco en el que tocan sus canciones acompañados de una orquesta, Antònia Font logran mutar en una propuesta sorprendentemente coherente, a pesar de que su universo sea el del surrealismo (bañado siempre, eso sí, por el aroma mediterráneo).

Antònia Font se despiden sin gira de despedida ni grandes festejos. Habrá, eso sí, tres últimos conciertos para decir adiós: serán el 27 y el 28 de diciembre en el Teatre Principal de su localidad natal, Palma de Mallorca, y como las entradas para ambos se han agotado en cuestión de horas, los mallorquines han añadido también la fecha del día 26. Entadas a la venta próximamente.

Publicidad
Publicidad