11/11/2013

Entre el revival noventero de los primeros Yuck y la delicadeza de Daughter.

Hoy en día todo va tan rápido y es tan accesible al instante que los grupos se exponen al público cuando ni siquiera tienen claro del todo lo que quieren ser. O quizá sí, pero a veces dan muestras de tocar diferentes palos para ver si dan con la tecla adecuada. Podría ser el caso, todavía no lo sabemos, del cuarteto londinense Wolf Alice, que después de algunos singles publicados en su perfil de Soundcloud llegan con Blush, su EP de debut, publicado por Chess Club Records (donde también milita , por ejemplo). El grupo comandado por Ellie Roswell (de su aventura en solitario iniciada en 2010 nació la banda, de hecho) cuenta ya con dos singles como ‘Fluffy‘ y ‘Bros‘, en los que aparentemente dejaban claro que lo suyo era el revival noventero en la estela del primer disco de Yuck, con ecos de bandas como Throwing Muses o Hole. Con gracia y acierto, sí, pero sin ningún elemento especialmente distinguible.

En esa misma senda seguía ‘She‘, el primer adelanto del flamante EP de debut, avanzado hace algunas semanas y que veía a Wolf Alice afianzarse en el terreno de las guitarras cortantes, los ritmos trepidantes y una Ellie Roswell más descarnada que nunca. Pero ahora nos llega ‘Blush‘, el segundo single del EP, que además tiene su importancia si tenemos en cuenta que comparte nombre con el EP y que se trata en realidad de la primera canción de dicho lanzamiento. Y esta canción sí que es especial. Más extensa y elaborada que las anteriores, con mayor carga emocional y una sensibilidad que nos hace pensar de inmediato en la delicadeza de Daughter junto a esa quietud oscura de los The Antlers de Hospice. Con todo, llevamos ya varias escuchas de esta ‘Blush‘ y nos muestra a unos Wolf Alice expansivos y ambiciosos, que sí vemos como un grupo a seguir. Escuchando las dos canciones restantes del EP, la balanza sigue bastante equilibrada: ‘Nosedive‘ mantiene la urgencia guitarrera, mientras que ‘90 Mile Beach‘ indaga en la sutileza y la quietud, en ocasiones a lo The xx aunque con un final bastante distorsionado.

Así que puede que Wolf Alice todavía no sepan hacia dónde tirar, o que lo tengan claro y quieran moverse entre estas dos aguas. Pero de momento queda claro que nos convencen mucho más cuando bajan las revoluciones, y eso ya es algo para un grupo tan joven como ellos. Dejamos aquí el videoclip de ‘Blush‘, dirigido por Ozzie Pullin, además del EP entero en streaming para los curiosos.

Publicidad
Publicidad