30/10/2013

También My Morning Jacket con amigos (Neil Young, Elvis Costello, Jenny Lewis...).

La cantidad de artistas que se han despedido de Lou Reed tras su fallecimiento el pasado domingo ha sido la que equivale a una leyenda de la música. No pilla a nadie por sorpresa la trascendencia de la figura de Reed, tanto en círculos musicales como culturales o directamente del público en general. Recopilar todas esas palabras es prácticamente imposible, porque cada artista le ha dado su propia despedida, pero sí podemos recoger cuatro homenajes musicales que nos han llamado la atención en estos días. Vienen de Arcade Fire, Arctic Monkeys, My Morning Jacket (con ilustres amigos), y Twin Shadow, y los cuatro homenajean la figura de Lou Reed de la misma forma: con música, revisitando sus canciones y recordándonos que siempre seguirán ahí. Cierto es que las canciones escogidas son las más significativas del ex-The Velvet Underground, pero aún así merecen la pena: Twin Shadow (o lo que es lo mismo, George Lewis Jr.) compartió hace un par de días una particular relectura de ‘Perfect Day‘ en el estudio, mientras que Arctic Monkeys escogieron el bis de un concierto en Liverpool, la noche después de la muerte de Reed, para interpretar en directo ‘Walk On The Wild Side‘ con la colaboración de Bill Ryder-Jones. Arcade Fire, por su parte, se sumaron al recuerdo en un día tan importante como era el del lanzamiento de su nuevo disco, Reflektor: en el concierto de una hora que grabaron para NPR, en el que tocaron casi exclusivamente canciones nuevas, tuvieron el detalle de añadir una introducción de ‘Perfect Day‘ y un cierre con ‘Satellite Of Love‘ al tema ‘Sypersymmetry‘, del flamante álbum. Ya que estamos, les añadimos el audio completo del concierto (de momento es todo lo que hay), y pueden escuchar el susodicho recuerdo a partir del minuto 17 aproximadamente. Por último, el gran homenaje lo intepretaron en comunión My Morning Jacket junto a Neil Young, Elvis Costello o Jenny Lewis, en el habitual Bridge School Benefit que organiza Neil Young cada año: versionaron la espacial ‘Oh! Sweet Nuthin‘ de The Velvet Underground durante unos diez minutos. Y la dedicaron, por supuesto, a Lou Reed.

Publicidad
Publicidad