29/10/2013

Llegará en febrero y será el prometido álbum en acústico.

Beck llevaba bastantes meses mareando la perdiz con respecto a sus nuevos lanzamientos. De hecho hace casi un año ya que Bek David Campbell mencionó que estaba trabajando en un nuevo álbum, y desde entonces se había medio confirmado que llegarían dos nuevos discos del artista, uno acústico y otro eléctrico. Para amenizar la espera, o algo así, Beck incluso ha publicado varios singles sueltos a lo largo de las últimas semanas, caso de ‘Defriended‘ o ‘I Won’t Be Long‘ (con versión incluida junto a Kim Gordon). Pero no ha sido hasta hoy que ha anunciado definitivamente el lanzamiento de su nuevo disco prometido, el eléctrico según tenemos entendido. Tendrá como nombre Morning Phase, saldrá el próximo mes de febrero a través de Capitol Records –con quienes se estrena–, y efectivamente será el primer trabajo de Beck desde 2008, años en que publicó el notable Modern Guilt. Y poco más sabemos del asunto, la verdad, más allá de que la nota de prensa describe este nuevo álbum como una suerte de compañero de Sea Change, su célebre disco de 2002, puesto que la mayoría de los músicos que acompañaron a Beck en aquel trabajo vuelven a hacerlo en este (cita a Justin Meldal-Johnsen, Joey Waronker, Smokey Hormel, Roger Joseph Manning Jr., y Jason Falkner). Suponemos que no tardaremos en escuchar algún adelanto del álbum, pero por el momento nos conformaremos con ‘Gimme‘, la última canción publicada por Beck el pasado 17 de septiembre. En principio no irá incluida en Morning Phase, pero nunca se sabe, porque el tema se deja escuchar la mar de bien.

Publicidad
Publicidad