29/09/2013

En total, cinco canciones nuevas en directo de los canadienses.

Aquí estamos, a un mes exacto del lanzamiento de Reflektor, y con más novedades suculentas sobre Arcade Fire. Empiezan a aparecer las primeras impresiones de los medios más relevantes de la industria sobre el álbum (Rolling Stone, por ejemplo, que califica el disco como su mejor trabajo y uno de aquellos álbumes que definen una carrera), y sumado a la mastodóntica duración del disco (75 minutos de duración, esto es 1 hora y cuarto), todo apunta a que estaremos ante uno de los discos del año, especialmente por su valentía y riesgo. Aunque también por la producción de James Murphy, por la colaboración de David Bowie, por el descomunal single ‘Reflektor‘… y por momentos como los de anoche. Arcade Fire pasaron por el Saturday Night Live en el primer episodio de la temporada para el célebre programa, y avanzaron dos canciones de su cuarto disco: la mentada ‘Reflektor‘ y ‘Afterlife‘, otra pieza bailable y con mucha percusión en la línea del primer single. Tienen sus interpretaciones aquí debajo.

Pero como ya habían avanzado, la noche Arcade Fire no se quedó ahí, e inmediatamente después de terminar la emisión de Saturday Night Live empezó la emisión de un especial de media hora, grabado en la sala Salsathèque de Montreal y dirigido por Roman Coppola, en el que los canadienses tocaron otras tres nuevas canciones en un clima de euforia: la festiva ‘Here Comes The Night Time‘, ‘We Exist‘, y la contundente ‘Normal Person‘. El especial se iniciaba con una surrealista conga, y tuvo cameos de nada menos que Bono de U2, Ben Stiller, Michael Cera (sencillamente majestuoso), James Franco o Zach Galifianakis (divertidísimo también: «En vuestros primeros conciertos había más gente en el escenario que en el público«). Ya pueden ver las cinco canciones repartidas en tres vídeos, además de un curioso mini-vídeo en Instagram filmado por el mismísimo Aaron Paul (Jesse en la serie Breaking Bad).


Arcade Fire – Reflektor [SNL] por eidurrasmussen

Publicidad
Publicidad