06/09/2013

Curiosísimas versiones de dos de los grupos de este 2013.

A veces la actualidad impone un ritmo imparable de noticias, y este inicio de septiembre está siendo un claro ejemplo de ello. Pero de vez en cuando, entre tanto anuncio de disco, adelanto, videoclip o concierto a la vista, conviene relajarse durante unos minutos con alguna distracción más o menos intrascendente. Justo en ese punto se encuentran las versiones, puntos de fuga incluso para los propios grupos, pequeños divertimentos que a veces nos dejan asociaciones curiosas e inesperadas. Como la de Yuck con New Order: sonando como suenan los británicos al indie rock noventero, es curioso que el ahora trío (bueno, ahora cuarteto, como anunciaron recientemente) se hayan lanzado a hacer una versión de los de Bernard Summer, adalides del pop electrónico de los ochenta. Pero así ha sido: Yuck han versionado el tema ‘Age Of Consent‘, del disco Power, Corruption & Lies de New Order, y la han transformado en un himno guitarrero totalmente alejado del post-punk. Al mismo tiempo que se grababa el vídeo que tienen aquí debajo, Yuck estaban grabando el tema en cuestión, que se publicará como cara B del single ‘Middle Sea‘, que desvelaron hace unos días. Recordamos que Yuck publicarán Glow & Behold, su esperado segundo disco, el 30 de septiembre. El primero sin Daniel Blumberg. Así que todos atentos.

Pero si para Yuck esta versión fue una distracción, para Queens of the Stone Age la suya fue casi una improvisación en el local de ensayo. Y eso que su elección tiene miga: nada menos que ‘Why’d You Only Call Me When You’re High?‘, el más reciente single del quinto disco de Arctic Monkeys (recuerden que ya se puede escuchar al completo en streaming). En este caso, más allá de la vinculación directa que supone la conexión (Humbug, el disco clave en la carrera de Arctic Monkeys, fue producido por Josh Homme de Queens of the Stone Age; el sonido de los de Alex Turner está claramente influenciado por el de QOTSA; etc, etc, etc…), la versión llama la atención por cambiar totalmente el aire de la canción. En este caso nos encontramos con un tema acústico, despojado de todo artificio y con un Josh Homme cantando con un hilo de voz casi en falseto (y en algún momento pasándolas canutas para llegar a la rapidez de palabras de Turner). Sin duda resulta curiosa de ver, aunque obviamente la original le da tres mil vueltas. Cada uno es bueno en lo suyo, ya saben.

Publicidad
Publicidad