06/09/2013

Los australianos se pegan la fiesta en su nuevo videoclip.

Las prisas no son buenas consejeras, dice el refrán. Y, probablemente, tenga razón, pero tampoco hay que ser tremendistas. Empire of the Sun lo han sido, y mucho, a la hora de dar continuación a aquel entretenido debut que publicaron en 2008. ¿Cinco años de silencio para terminar entregando un álbum tan ramplón, previsible y olvidable como Ice on the Dune? Inadmisible. En esta segunda entrega, el dúo aussie ha decidido, básicamente, volver a contar el mismo chiste que tan bien le funcionó hace un lustro (si acaso, robándole algún tic a la ya sobada etiqueta EDM). Con lo que no parecían contar Luke Steele y Nick Littlemore es con que todos somos cinco años más viejos: nosotros, ellos y, sobre todo, el chiste en cuestión. Imposible que la jugada volviera a resultar ganadora, se mire por donde se mire. Con todo y con eso, en Ice on the Dune hay hueco para algún tema efectivo que en las sudorosas y largas noches de pleno verano (cuando el espíritu crítico parece bajar la guardia) tenía cierta razón de ser. Uno de ellos es ‘DNA‘, escogido segundo single del álbum tras ‘Alive. El vídeo que certifica tal distinción viene dirigido por Emmett Malloy y protagonizado por los propios Empire of the Sun, que se pegan la fiesta loca junto a varios compañeros de fatigas y terminan dando con sus huesos en comisaría. Sin despegarse ni un segundo de sus particulares outfits, por supuesto.

Publicidad
Publicidad