10/08/2013

La banda de Pete Doherty nos deja escuchar la cuidada 'Picture Me in a Hospital'.

Definitivamente, un nuevo Pete Doherty ha resurgido de sus cenizas en 2013. Para sorpresa de todos. Cuando hace poco más de un mes desveló los detalles del álbum de regreso de sus Babyshambles, Sequel to the Prequel, más de uno apostaría gran parte de sus ahorros a que el inestable músico británico haría de las suyas y retrasaría el lanzamiento una y mil veces. Pero, como decimos, este Doherty parece ser un nuevo Doherty. Un Doherty que, a pesar de seguir enganchado a las drogas, escoge portadas ultra coloridas, programa largas giras con varios meses de antelación y cumple puntualmente los plazos que suelen preceder a la publicación de un disco. Así, una vez escuchadas la luminosa ‘Nothing Comes to Nothing‘ y la desnuda ‘Farmer’s Daughter‘, llega el momento de hincarle el diente al ¡tercer adelanto! de un Sequel to the Prequel que, visto lo visto, apunta más a continuación lógica del elegante debut en solitario de Doherty que a sucesor de Shotter’s Nation. Se trata de ‘Picture Me in a Hospital‘, otro cuidado (bonitas cuerdas incluidas) y ligero corte que poco o nada tiene que ver con la vena rockera y el nervio de hits pretéritos de Babyshambles como ‘Delivery‘ o ‘Fuck Forever‘.

A lo que sí se parecerá bastante este ‘Picture Me in a Hospital‘ es a los conciertos íntimos, cercanos y mayormente acústicos que el fundador de The Libertines dará casi por sorpresa en nuestro país la semana que viene. El lunes 12 estará en el Costello Club de Madrid, acompañado por su hermana menor, y el miércoles 14 estará en la Sala BeCool de Barcelona, secundado por The Circles.

Publicidad
Publicidad