06/08/2013

Escuchen 'Waiting Game', otra delicia de la artista angelina esta vez acompañada por el emergente productor austriaco.

A veces merece la pena apostar siguiendo el instinto, aunque los motivos para ello apenas se puedan contar con los dedos de una mano. La misteriosa (en ese momento) Banks nos sedujo desde el principio, hace cosa de cuatro meses, con tan solo dos canciones. Y escribimos esto. Era arriesgado, teniendo en cuenta que cada día surgen artistas nuevos que podrían convertirse en la next big thing pero sencillamente acaban olvidados o transitando sin pena ni gloria. Pero con Banks, puede que por instinto o simple casualidad, quizá acertáramos. Las iniciales ‘Before I Ever Met You‘ y ‘Fall Over‘ destilaban un aroma especial en una artista cuyo principal arma residía en una sensual voz y en saber rodearse de buenos productores para que la hicieran volar sobre bases electrónicas con pizcas de R&B y de pop con alma soul. Por momentos parecía la nueva Lana del Rey, pero con su siguiente canción, muy sabiamente, la angelina reclutó a Totally Enormous Extinct Dinosaurs para que produjera la etérea y maravillosa ‘Warm Water‘. Tres de tres, madera de artista y rendición absoluta. No contenta con ello, sin embargo, Banks quiere más, y parece que para ello nos ha leído la mente. Porque si nos hubieran preguntado qué productor emergente escogeríamos actualmente, uno de los nombres que sin duda hubiera salida sería el de SOHN, el austriaco que también nos ha ganado solo con unas pocas canciones, especialmente esa ‘Bloodflows‘ que consigue erizarnos el vello. Dicho y hecho: Banks desveló ayer ‘Waiting Game‘, un nuevo corte producido esta vez por el propio SOHN. Y es todo lo bueno que la asociación de ambos nombres podía ser.

De cariz melancólico al principio, solo con coros, voz y piano, la magia se desata a partir del minuto y seis segundos, con una base electrónica que le aporta un toque incluso tenebroso a la canción, y un áurea completamente adictiva. ‘Waiting Game‘ juega con la contradicción, y lo hace magníficamente: a la melodía pop de Banks, que en otras circunstancias parecería casi romántica, se le añade la pátina electrónica que factura SOHN y que lleva la canción a otro nivel. Y que, una vez más, hace que estemos decidido a seguir muy atentamente cada nuevo paso de la chica. De momento parece que esta canción irá incluida en un primer EP que verá la luz «muy pronto«, y en septiembre se irá de gira por Estados Unidos con The Weeknd, nada menos. Al que sí podremos ver ese mes por aquí será a SOHN, que actuará en Barcelona como uno de los reclamos artísticos del BAM 2013. Banks y SOHN, ¿los nombres de 2014?

Publicidad
Publicidad