26/07/2013

Crónicas de Arctic Monkeys, Beach House, The Killers, Dizzee Rascal, AlunaGeorge, Woodkid, Chvrches...

SÁBADO

Jornada inquieta para nosotros el sábado. La cita que teníamos en el escenario Pringles FIBClub a las 02:30h como Indiespot DJs hizo que nos tomáramos la jornada con calma para llegar con fuerzas, y apenas pudimos disfrutar del ciclón que Miles Kane demuestra ser encima del escenario, más crecido a cada paso que da. Pero había un concierto al que no podíamos fallar.

arctic

Lo de Arctic Monkeys empieza a ser insultante. Los cuatro de Sheffield están viviendo definitivamente su época más dulce, a las puertas de publicar un esperadísimo quinto disco como AM en el que todo apunta que afianzarán definitivamente este sonido crepuscular con un brazo en el rock denso y otro en el pop clásico. Con tanta seguridad saltan los de Alex Turner al escenario que arrancan con su nuevo single, ‘Do I Wanna Know?‘, como si fuera uno de sus hits pese a que apenas tiene semanas de vida. A partir de ahí, la explosión: ‘Brianstorm‘, ‘Dancing Shoes‘ y Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair‘ encarrilan un concierto en el que ya son ganadores, en gran parte debido a ese chaval delgadito y con tupé llamado Alex Turner que comanda a sus Arctic Monkeys cada día con más chulería y acierto. Todo en ellos encaja: la estética, la recuperación de piezas más oscuras en su repertorio (‘Evil Twin‘, ‘Brick By Brick‘, ‘Crying Lightning‘, ‘Pretty Visitors‘) para acto seguido desbordar la euforia con ‘I Bet You Look Good On The Dancefloor‘ o sendas versiones casi acústicas de ‘Cornerstone‘ y ‘Mardy Bum‘. Equilibrio absoluto entre oscuridad y luz que queda reflejado definitivamente en el tandem final formado por ‘Fluorescent Adolescent‘ y ‘R U Mine?‘. Si bien es cierto que tras un inicio tan arrollador en algunos momentos el público y hasta el propio grupo dieron síntomas de fatiga, también es innegable que Arctic Monkeys han construido un sonido a prueba de bombas, y que el estallido final iniciado con la nueva y deliciosa ‘Mad Sounds‘ y culminado por el himno ‘When The Sun Goes Down‘ y la ya clásica ‘505‘ (como viene siendo habitual, acompañados por su amigo Miles Kane) solo certificaron que estamos ante uno de los grupos que está definiendo el pop contemporáneo.

Poco después, y una escasa hora antes de que nosotros nos subiéramos al escenario Pringles FIBClub, salieron a escena unos Bastille con problemas iniciales de sonido que desde los primeros compases sonaron demasiado edulcorados para nuestro gusto, a medio camino entre Coldplay y Mumford & Sons. Sobre nuestro ratito a los platos mejor no decimos demasiado: simplemente lo hicimos lo mejor que supimos (o pudimos) en una sesión que quería hacer bailar y en la que no faltaron clásicos de nuestras sesiones como ‘Country Girl‘ (Primal Scream), ‘Ready To Start‘ (Arcade Fire) o ‘Pesadilla en el parque de atracciones‘ (Los Planetas) junto a hits más recientes. Para los curiosos, aquí una lista de Spotify con los temas que sonaron. ¡Fue un verdadero placer!

Páginas: 1 2 3 4

Publicidad
Publicidad