23/07/2013

'Dream the Dare' es otro adelanto casi celestial del primer álbum del dúo.

Beach House podrían lanzar nuevo disco cada año y, al menos por aquí, no habría queja alguna. Pero eso es imposible: maravillas como Teen Dream o Bloom necesitan cocerse a fuego lento, sin prisas. Es algo aceptado por todos y aprovechado por numerosos alumnos del dúo de Baltimore con ganas de ocupar su indiscutible trono dream pop durante algunos meses. Entre los más aventajados, unos Pure Bathing Culture que hace un par de meses nos engancharon con la preciosa ‘Pendulum‘. Una resplandeciente canción que nos deja entrever que el primer álbum de este proyecto surgido de la órbita de Vetiver, Moon Tides, contendrá tantas melodías encantadoras y dibujará tantas postales idílicas como para no echar demasiado en falta a Victoria Legrand y Alex Scally. De momento, es sólo una especie de intuición que hasta el próximo 19 de agosto no podrá confirmarse por completo, aunque no parece descabellado pensarlo. Más aún tras el estreno de un segundo anticipo de Moon Tides titulado ‘Dream the Dare‘. Otra maravilla en la que Sarah Versprille nos ayuda a encontrar el camino de vuelta a casa (»come down slower, find your way home», canta en la recta final), cuatro minutos radiantes y casi celestiales que transmiten todo lo que uno puede esperar de un grupo que toma su nombre de una sesión de relajación ofertada en un idílico spa situado en los Alpes suizos: paz, armonía y, efectivamente, pureza.

Publicidad
Publicidad