12/05/2013

Ya puede verse (íntegra) la reciente actuación del cuarteto en el popular club londinense.

El Ministry of Sound londinense, club de referencia en todo el mundo en lo que a beats para las masas y música de baile se refiere, sufrió esta semana una descarga eléctrica de la que tardará en recuperarse. Acostumbradas a los subidones ibizencos y las bases machaconas, las cuatro paredes del ya emblemático recinto recibieron el pasado jueves 9 de mayo la visita de las feroces Savages. Allí, donde habitualmente triunfan hooliganescas estrellas de la cabina, se plantó el cuarteto británico, apenas tres días después de publicar su debut, arrollador y furioso como un tornado. Un disco, Silence Yourself, que escuchado a todo volumen puede noquear a cualquiera, dejando flequillos despeinados, caras descompuestas y ropajes hechos jirones a su salvaje paso. Un disco que, efectivamente, retumbó hace tres noches en un Ministry of Sound que por un rato sustituyó hedonismo y manos en el aire por angustia y ojos como platos. Todo esto lo sabemos porque los fisgones de The Creators Project colaron sus cámaras en el concierto tras conseguir que Savages se olvidaran de su odio hacia todos aquellos que se empeñan en registrar pruebas gráficas de lo que ocurre cuando ellas se suben al escenario. El documento, dirigido por el dúo D.A.R.Y.L., es una sucesión de tomas desenfocadas, momentos de oscuridad, destellos de luz e intensos primeros planos que ayudan a comprender cómo se las gastan Jehnny Beth y compañía en vivo y en directo. Ese desbocado y visceral final protagonizado por ‘She Will‘ y ‘Husbands‘, los dos proyectiles más certeros de su arsenal, hará que en el Primavera Sound muchos dejen plantados a Woods o White Fence para dirigirse hasta el Escenario Pitchfork.

Publicidad
Publicidad