21/04/2013

El prometedor productor austriaco ficha por 4AD Records y estrena vídeo para 'Bloodflows'.

La historia que encontramos tras SOHN la hemos escuchado hasta la saciedad durante los últimos meses, aunque con otros protagonistas de por medio. De hecho, la trama casi comienza a aburrir: jovenzuelo o jovenzuela con afición por la música y por encerrarse en su habitación a cal y canto abre una cuenta en Soundcloud (o en Bandcamp o en alguna plataforma prima hermana) y ve cómo la blogosfera comienza a hablar de sus canciones low cost y, sobre todo, del anonimato y secretismos que envuelven todos sus pasos y acciones. El vienés SOHN encaja perfectamente dentro de esos parámetros, ya que a día de hoy ni siquiera conocemos su nombre real. Prácticamente todo lo que sabemos sobre él proviene, efectivamente, de su jugosa cuenta de Soundcloud, una auténtica mina para todos aquellos que defienden que la electrónica se convierte en palabras mayores a medida que se aleja de la pista de baile. En su interior uno se topa con cinco temas que a nuestro hombre lo emparentan rápidamente con James Blake, Jamie Woon, Brolin, Junior Boys o unos Rhye a los que ya ha remezclado.

Los dos más antiguos, ‘Oscillate‘ y ‘Warnings‘, ya dejan claro que estamos ante un proyecto con muchas posibilidades al que conviene seguir de cerca. Están construidos sobre raquíticas programaciones que conceden todo el protagonismo a las cuerdas vocales de SOHN, que vibran transmitiendo una sensación de angustia y melancolía ciertamente contagiosa. ‘Red Lines‘ y ‘The Wheel‘, por su parte, componen el EP que publicó a finales del pasado año. Dos cortes maravillosos: uno transcurre a trompicones, zambulléndose en brevísimos silencios que saben a gloria; el otro, con su pulso infinito y sus crujientes percusiones, es, probablemente, lo mejor que ha hecho hasta la fecha. El más reciente, ‘Bloodflows‘, fue colgado hace apenas un mes para confirmar aquello de que no hay quinto malo. Arranca coqueteando sin pudor con el ambient más crepuscular hasta que pasado el ecuador crece y crece en intensidad mientras SOHN repite «my love, my love, my love don’t love me» sin cesar. Un estribillo/lamento al que no han podido resistirse en las oficinas de 4AD Records. La prestigiosa casa discográfica británica, cada vez más pendiente de los jóvenes valores, no se lo ha pensado dos veces y ya le ha echado el lazo al austriaco. El fichaje lo hacen público con un comunicado en el que desvelan que ‘Bloodflows‘, cuyo bonito y recién estrenado vídeo oficial pueden ver bajo estas líneas, verá la luz en formato 12» durante el mes de junio y que SOHN ya está enfrascado en el proceso de elaboración de su primer álbum. Únicamente podemos añadir una cosa: ¡No molestar! Genio trabajando.

Publicidad
Publicidad