13/04/2013

La banda ofrece algunas pistas sobre un cuarto disco que apunta hacia sonidos ''más pop''.

La frase que tienen justo aquí arriba puede parecer exagerada, pero es literal: todo el mundo espera con los brazos abiertos la llegada del nuevo disco de Delorean, el sucesor del aclamado Subiza. Y cuando decimos »todo el mundo» nos referimos precisamente a eso, a »todo el mundo». Desde su Zarautz natal hasta Chicago; desde Moscú hasta Buenos Aires. Aquel bombazo llamado ‘Deli‘ les puso en el mapamundi, el citado Subiza terminó de convencer a los pocos despistados que quedaban por ahí desperdigados y ahora millones de ojos andan pendientes de sus pasos. Unos pasos que más pronto que tarde deben llevarles hasta un cuarto trabajo discográfico del que tenemos menos noticias de las deseadas. Desde Mushroom Pillow, su sello en España, llegó a anunciarse que vería la luz en marzo, pero finalmente no hubo ni rastro y todo apunta a que habrá que aguardar hasta final de año para tenerlo entre nosotros. Por lo tanto, a falta de fecha de lanzamiento concreta o título, buenas son las pistas que ha comenzado a arrojar el propio grupo en alguna entrevista concedida a medios norteamericanos. Al habla con SPIN, Ekhi Lopetegi no esconde cuáles son los planes de Delorean en su nueva entrega, grabada a caballo entre su propio estudio de Barcelona y los Gigantic Studios de New York: »La intención en Subiza fue hacer todo borroso y no queremos que eso ocurra esta vez». Y añade que apuestan por un álbum »limpio y enérgico, menos house y más pop» en el que los intrumentos y voces  reales (Caroline Polachek de Chairlift se ha dejado caer por el estudio en alguna sesión de trabajo) le robarán mucho protagonismo a software y samples. Precisamente en torno a la vocación pop del sucesor de Subiza gira también la charla que las gentes de Pitchfork mantuvieron con el cuarteto durante la pasada edición del SXSW de Austin. En ella podemos descubrir algunos secretos del proceso de grabación e incluso escuchar algún fragmento de ese nuevo material que, efectivamente, suena más directo y menos brumoso que temas como ‘Stay Close‘ o ‘Real Love‘. A estas alturas, confianza más que ciega en ellos, ¿no?

Publicidad
Publicidad