28/03/2013

Original vídeo en el que una muchacha rememora sus amoríos y relaciones.

Una rápida escucha del excelente Gossamer (top 12 en nuestra lista de mejores discos internacionales de 2012) sirve para comprender el estado de ánimo con el que Michael Angelakos se enfrentó al segundo álbum de Passion Pit. Malherido, dubitativo, atormentado, inestable. Que la propuesta de los norteamericanos parezca hecha de algodón de azúcar y almíbar no esconde que Angelakos vivió un auténtico calvario sentimental mientras daba forma a unas canciones que siempre terminan por dejar cierto regusto agridulce en el oyente. Pueden bailarse, resultan terriblemente pegadizas y son coloridas y eufóricas, sí, pero lo que en ellas se cuenta es bastante más propio de un domingo lluvioso que de un sábado por la noche. Un buen ejemplo es esa ‘Cry Like a Ghost‘ que tiene mucho de callejón sin salida, de agotamiento infinito. Una delicia sintética de aires R’n’B que ahora se convierte en el nuevo single de Gossamer, interesante videoclip mediante. Dirigido por Daniel Kan y Daniel Scheinert, más conocidos artísticamente como Daniels, el documento nos invita a conocer la no demasiado afortunada trayectoria amorosa de una muchacha (¿la famosa Sylvia a la que Angelakos se refiere continuamente en la letra?). Pese a su plasticidad y originalidad, el clip inspira las mismas sensaciones que la música de Passion Pit: engancha y a ratos embelesa, pero nunca dibuja una amplia sonrisa en nuestras caras.

Publicidad
Publicidad