28/03/2013

Desvelado el abrumador cartel del festival británico por excelencia.

Ya dijimos en su día, cuando comparamos el cartel del Coachella 2013 con el de ‘nuestro’ Primavera Sound 2013, que cada vez las distancias entre ambos se acortaban más. Ayer se presentó oficialmente el esperado cartel de Glastonbury 2013, otro de los grandes festivales de referencia a nivel mundial, y nos dejó abrumados. Con él se cierra el triunvirato mágico que podrían formar Coachella-Primavera-Glastonbury, y el festival británico regresa del año sabático que se tomó el pasado verano. Pero vaya, parece que les ha servido, porque estamos ante un cartel avasallador y espectacular se mire por donde se mire. De hecho, quizá lo más sorprendente (para bien y para mal) sean los tres cabezas de cartel, con unos The Rolling Stones que se erigen como reclamos indiscutibles –es rarísimo ver a grupos de su talla en festivales, de ahí que sea tan especial– al lado de héroes locales como Arctic Monkeys y de unos Mumford & Sons que consagran del todo su explosión de popularidad durante los tres últimos años. Más allá de este trío que gustará más o menos, el resto es de toma pan y moja, con un elenco absolutamente inabarcable de artistas que mezclan todo lo que nos gusta del Coachella (Vampire Weekend, Foals, Alt-J) con la dosis Primavera (Phoenix, Nick Cave & The Bad Seeds, Rodriguez, Tame Impala, James Blake) y perlas exclusivas (Portishead, Cat Power, Elvis Costello) que dejan un inmejorable regusto de boca. Es solo la punta de un iceberg que pueden contemplar en todo su esplendor en el cartel de aquí debajo, para un festival que se celebrará del 28 al 30 de junio en las cercanías de la ya célebre localidad británica. Y eso que todavía no es el cartel completo, dicen desde la organización. Los abonos, obviamente, ya están agotados, igual que los del Coachella y los del Primavera Sound. Aunque la organización del festival barcelonés anunció ayer que pondrá a la venta una remesa final de 215 abonos a 199€ el próximo miércoles 3 de abril a las 12h. Para los más rápidos, vaya.

Publicidad
Publicidad