26/03/2013

Ya disponible el potente primer adelanto de su nuevo disco, a la venta a finales de mayo.

Parece evidente que el auge de determinado género (o subgénero) musical favorece de lo lindo a los mediocres. Y es que no hay nada como arrimarse al sol que más calienta para compensar la falta de talento y/o originalidad. ¿Pero qué pasa cuando todo eso se esfuma a causa del paso del tiempo? Que sólo sobreviven los más fuertes, los que tienen capacidad para brillar más allá del mimético conjunto. El caso de aquello que alguien tuvo a bien llamar post-dubstep resulta paradigmático: decenas de nombres casi clónicos surgidos hace tres temporadas y apenas unos pocos supervivientes capaces de captar la atención de todos a día de hoy, por encima de etiquetas o supuestas escenas. Entre los agraciados, un Joy Orbison que sigue resistiéndose al formato largo, los neoyorkinos Sepalcure, el gran James Blake y los londinenses Mount Kimbie. Éstos últimos, al igual que Blake, ya se preparan para ver publicado su segundo álbum, el primero en las filas de la todopoderosa Warp Records. Cold Spring Fault Less Youth será su título, el 28 de mayo será su fecha de lanzamiento. Incluirá once cortes, dos de ellos cantados por el prometedor King Krule, y, según parece, nos permitirá disfrutar de unos Mount Kimbie algo diferentes a los que conocimos en su liviano y delicado debut, Crooks & Lovers. Más revolucionados y robustos, menos introspectivos y reposados. La primera prueba de ello es el single de presentación del álbum, ‘Made to Stray‘. Un tema poderoso y decidido que demuestra que, efectivamente, la ambición de Mount Kimbie ha saltado de su oscuro dormitorio para reclamar un sitio en la pista de baile. Y nosotros, obedientes, les seguiremos hasta allí al ritmo que marca el glorioso bajo de esta ‘Made to Stray‘ que parece elevarse hasta el infinito. De lo que ocurre en el 3:14 mejor ni hablamos, cada uno que lo compruebe por sí mismo (y, a ser posible, ataviado con unos buenos cascos). Menudo bombazo.

Publicidad
Publicidad