25/03/2013

Repasamos los adelantos de los primeros discos de dos de los debutantes de este 2013.

De Splashh y Swim Deep ya hablamos a finales del año pasado como dos de las promesas más firmes para encabezar la nueva hornada británica junto a Peace. Los más listos de la clase, la generación de oro. Dos bandas insultantemente jóvenes que tuvieron la brillante idea de, por qué no, dejar de mirar al brillante inicio de siglo de las islas. Esto es, olvidarse de que una vez existieron unos Libertines o unos Arctic Monkeys y caminar hacia otro lado, sin resultar un plagio o un tributo. La jugada no les ha podido salir más redonda y los hechos hablan por sí sólos: los dos lucirán palmito por el FIB este julio y han conseguido sendas firmas para que alguien les edite un disco debut. Que, viendo cómo están las cosas, no es poco.

Ambos debuts han sido anunciados el mismo día y llegarán casi de la mano. El de Swim Deep saldrá, nada más y nada menos, con la major RCA (casa de The Strokes, Everything Everything, San Cisco, Kings of Leon… y Pitbull, Britney Spears o Christina Aguilera) y estará listo el 29 de julio bajo el título Where The Heaven Are We. «Dónde narices nos hemos metido», en cristiano, quizá por lo vigoroso de su ascenso o por las dudas, lógicas, de cuatro adolescentes con un contrato y un saco de responsabilidad. De todos modos, el primer adelanto del álbum, ‘She Changes The Weather‘ resulta ser todo lo contrario. Un tema sorprendentemente maduro, cargado de épica y alejado del indie pop facilón de sus singles. Todo un acierto.

Splashh, por su parte, se harán algo menos de rogar. El 4 de junio es la fecha señalada para Comfort, debut que llegará de la mano de la americana Kanine (Surfer Blood, Grizzly Bear, Chairlift). Hasta entonces toca aprenderse ‘All I Wanna Do‘, ‘Headspins‘, ‘Lemonade‘ y ‘Vacation‘, singles previos que irán incluidos en el álbum. Y, por supuesto, disfrutar de la recién estrenada ‘Sun Kissed Bliss‘, que aparecerá como bonus track, en la que no bajan el volumen de las guitarras y mantienen esa línea de ambient punk soleado que podría colar en unos Yuck o Surfer Blood. Intensidad, diversión y decibelios para recibir a la primevera. ¿Algo más?

Publicidad
Publicidad