27/02/2013

Su segundo disco, a la venta en abril, apunta muy alto.

Samuel Beam, el hombre que se esconde bajo Iron & Wine (y, sobre todo, bajo su sempiterna barba), va a darnos una alegría en 2013. Lo decimos desde ya, para que luego no haya sorpresas. Hablamos, claro, del que será su quinto disco, Ghost On Ghost. Un trabajo que se editará el 15 de abril y que el propio Beam ya ha descrito como »una recompensa» para sí mismo. Y que apunta alto, muy alto. Dos razones son las que tenemos para afirmarlo de forma tan tajante. Una llegó a finales de enero y responde al nombre de ‘Lover’s Revolution‘. Es, sí, la anárquica, barroca y deliciosamente jazzística canción que Iron & Wine escogió como carta de presentación de Ghost On Ghost. Una maravilla de una riqueza embriagadora y casi seis minutos de duración en los que ocurre de todo. La otra se llama ‘Grace For Saints and Ramblers‘ y acaba de salir del horno para convertirse en el segundo adelanto del sucesor de Kiss Each Other Clean, su último álbum hasta la fecha. Se trata de un tema completamente diferente a ‘Lover’s Revolution‘, lo que demuestra que, efectivamente, el inquieto Beam se ha dado un auténtico homenaje construyendo este trabajo, explorando nuevos horizontes musicales y librándose de los grilletes folk en los que parecía sentirse algo encorsetado. Y es que de esa grandilocuencia y solemnidad tan presentes en toda su carrera pasamos a conocer el disfraz más ligero, despreocupado y animoso de Iron & Wine. Un auténtico placer.

Publicidad
Publicidad