21/02/2013

Y triunfa en la 33ª edición de los BRITs.

La visita de Frank Ocean a tierras británicas no ha podido ser más fructífera. Y no precisamente porque se haya prodigado en los escenarios. La excusa del trovador de Odd Future para dejarse ver estos días por la pérfida Albión ha sido otra: la 33ª edición de los BRIT Awards, celebrada en el día de ayer. ¿Y quién estuvo entre los triunfadores? Efectivamente, nuestro hombre, el autor del enorme channel ORANGE (uno de los mejores discos internacionales del pasado año para unos servidores). El talentoso Ocean se impuso a Jack White o Bruce Springsteen en la categoría de mejor solista masculino internacional y, de paso, le robó algo de protagonismo a Adele, The Black Keys o Emeli Sandé. Pero lo más importante de la estancia del norteamericano en UK no sucedió anoche en el imponente O2 Arena de Londres, sino el martes en los estudios de la BBC Radio 1. Allí concedió una entrevista a Zane Lowe en la que confirmó que ya está trabajando en su segundo LP oficial (su excelente Nostalgia, ULTRA, de 2011, fue algo así como una mixtape). Incluso adelantó que ya tiene lista una decena de nuevas canciones y que el sucesor de channel ORANGE podría estar cercano a la idea de disco conceptual (su intención, dijo, es que gire en torno a una sensación similar a la que genera ‘Golden Girl‘, el tema que cierra channel ORANGE). También tuvo a bien airear otros pormenores del futuro álbum, como que ya se ha reunido junto a Pharrell, productor de su genial ‘Sweet Life‘, y que está previsto que pronto coincida en el estudio con… ¡Danger Mouse! ¿Cuál puede ser el fruto de una alianza tan prometedora como Ocean-Mouse? Probablemente no lo descubramos hasta bien entrado el 2014, pero es inevitable comenzar a salivar al ver esos dos nombres en la misma frase. La espera promete ser larga, pero al menos ya parece esfumarse la idea de que channel ORANGE podría ser el último trabajo discográfico de Frank Ocean. Que no es poco.

Publicidad
Publicidad