04/02/2013

Nuevos, llamativos, y polémicos nombres para los dos festivales.

Ya no solo tenemos que temer por las solapaciones dentro de los propios festivales, sino que hay días en los que los festivales solapan sus anuncios entre sí. Es el caso del FIB 2013 y del Sónar 2013, que hace escasos minutos han anunciado nuevos nombres que se suman a su programación de este año. Llamativos los de ambos, aunque por motivos distintos. Empecemos por orden alfabético pues, por hacerlo de alguna manera: el FIB 2013 ha dado una pequeña tanda de cuatro nombres, de los cuales se desprende que siguen con la firme intención de atraer al mercado británico, puesto que los nombres de Dizzee Rascal y The Courteeners –los dos más destacados de esta tanda– son de aquellos que pueden arrastrar masas en las islas. Especialmente curiosa es la nueva visita de Dizzee Rascal, que con esta ya habrá estado tres veces en el FIB (la última de ellas, este mismo año pasado), suponemos que esta vez presentando material de su próximo disco, que ya ha adelantado con una mixtape de seis canciones entre las que destacan la nueva ‘Bassline Junkie‘. The Courteeners también llegará a Benicàssim con nuevo disco bajo el brazo, llamado Anna y que curiosamente se publica oficialmente hoy mismo. Completan la tanda unos crecientes Guadalpupe Plata desde Jaén con su blues poderoso, y los desconocidos Spacin’. Recordamos que el FIB 2013 cuenta con nombres como los de Arctic Monkeys, Queens of the Stone Age, The Killers, Azealia Banks o AlunaGeorge, y que se celebrará del 18 al 21 de julio de este año.

El Sónar, por su parte, ha dejado boquiabierto a propios y extraños con el anuncio del nuevo nombre que se incorpora al cartel de su vigésimo aniversario (que ya cuenta con pelotazos del calibre de Kraftwerk o Pet Shop Boys). Y es que han desvelado que el controvertido Skrillex también estará en el Sónar 2013, lo cual no deja de ser llamativo porque el bueno de Sonny John Moore (que antes militó en el grupo de post-hardcore From First To Last) es uno de los nombres más odiados –también amados, pero por un público distinto– de la nueva ola de música electrónica que está arrasando en Estados Unidos durante los últimos años (lo que ellos absurdamente llaman EDM, o Electronic Dance Music). Esto, en un festival que tiene como lema la música vanguardista y experimental, ha dolido a la parroquia más fiel, y ya ha desencadenado en su perfil de Facebook una polémica nivel “David Guetta al FIB“. En cualquier caso, no conviene olvidar que el Sónar nunca ha estado exento de nombres masivos, caso sin ir más lejos de Lana del Rey o del propio Deadmau5 (otro de los abanderados del EDM) el año pasado, o sin ir más lejos de unos Two Door Cinema Club en esta próxima edición que tampoco encajarían en el perfil de pop refinado y selecto (y que jamás tendrían un hueco en un festival como el Primavera Sound, por ejemplo). Así que, le pese a quien le pese, uno de los reyes del dubstep masivo a nivel mundial (y especialmente en Estados Unidos, donde mueve legiones) estará el viernes 14 de junio en el veinte aniversario del Sónar, que tendrá lugar del 13 al 15 de junio en Barcelona. Polémica servida.

Publicidad
Publicidad