30/01/2013

Comedown Machine verá la luz el próximo 26 de marzo.

A The Strokes deben pitarles los oídos de lo lindo por culpa de lo mucho que se ha hablado de ellos en los últimos días. Todo comenzó a finales de la semana pasada, a raíz del estreno de ‘One Way Trigger‘, algo así como la canción de la discordia. Un nuevo single al que le llueven las comparaciones poco cariñosas (Mika, A-ha, Maná…) y que ha dividido al planeta musical entre furibundos detractores y sinceros defensores. Los primeros parecen ganar en número, pero los segundos se agarran al afán por reciclarse de los neoyorkinos para mantener en pie su alegato. Opiniones subjetivas e irreconciliables que sólo admiten un posicionamiento claro, ya que las medias tintas no parecen tener validez en este debate. Ahora, con los bandos ya bien posicionados, merece la pena observar algunos aspectos más o menos innegociables: que el efecto sorpresa ha sido de aúpa, que, a pesar de todo, el tema es maliciosamente pegadizo y que todo el revuelo generado le viene de perlas a una banda que ya no tiene la facilidad para captar atención que tenía hace un tiempo. Un nuevo disco de The Strokes en 2013 no es lo mismo que un nuevo disco de The Strokes en 2011 (y ya no digamos en 2005 o 2006), pero aquí estamos todos, gastando parte de nuestro tiempo en arrojar juicios y valoraciones acerca de los nuevos pasos de Julian Casablancas y compañía. Por lo tanto, con la llama de la polémica aún incandescente, es el momento idóneo para que su sello, RCA Records, confirme los detalles del quinto trabajo del quinteto. Se llamará Comedown Machine y llegará a las tiendas el próximo 26 de marzo. Lo que también es oficial es que la controvertida ‘One Way Trigger‘ formará parte del tracklist, aunque el honor de ser el primer single al uso del álbum recaerá sobre una ‘All the Time‘ de la que ya tuvimos noticias hace un par de semanas. Unos días antes del lanzamiento del LP, concretamente el 19 de febrero, tendremos la oportunidad de escuchar este segundo aperitivo. Y, sobre todo, de retomar la acalorada discusión.

Publicidad
Publicidad