28/01/2013

Imágenes para 'gun-shy' y 'Mind Mischief'.

Que el fulgurante arranque del nuevo año no haga que pasemos página completamente respecto a los grandes discos que nos regaló 2012. No lo permitamos, porque fueron muchos y variados. ¿Ejemplos? Shields de Grizzly Bear y Lonerism de Tame Impala. Dos trabajos enormes, a los que conviene volver de tanto en cuanto para seguir descubriendo pliegues y recovecos, que han consolidado a sus autores entre la élite de lo alternativo. A Grizzly Bear, nuestros plantígrados musicales favoritos, ya les tocaba, por decirlo de forma clara. Y no porque Shields sea mucho mejor álbum que su antecesor Veckatimest, que eso está por demostrar, sino porque juntar dos obras de semejante brillantez no está al alcance de cualquiera. Ellos, desde luego, no son unos cualquiera. Como tampoco lo son Kevin Parker y sus Tame Impala, los australianos que han firmado una de las experiencias sensoriales más potentes de los últimos tiempos (por no hablar del salto cualitativo que ha supuesto en su carrera). El presente y el futuro inmediato, incluida la próxima edición del Primavera Sound, les pertenece a ambos. Del minucioso y preciosista Shields de los primeros y del caleidoscópico y sesentero Lonerism de los segundos llegan sendos nuevos vídeos para ‘gun-shy‘ y ‘Mind Mischief‘, dos temas que apestaban a single hace meses. Extraños experimentos y quietud en un caso, mitos eróticos y alucinaciones en el otro.

Publicidad
Publicidad