28/12/2012

Nueva etapa para indiespot: ampliamos horizontes.

Les vamos a ser muy sinceros, como siempre por otra parte. Indiespot acaba de cumplir cinco años. Empezamos en esto casi siendo unos universitarios macizos y ahora algunos vamos peligrosamente camino de los 30, la barriguita, la mesa de vinilo y la cenita mansual de sushi a 25€ por cabeza. Con la edad uno se vuelve cada vez más seguro de si mismo, más impermeable a las opiniones ajenas y al qué dirán. Y si no dejásemos que esto se notase en nuestra web, nos estaríamos traicionando a nosotros mismos. Además, todo hay que decirlo: indiespot este año ha sentido los rigores de la crisis. No hay más que mirar el número de comentarios de nuestro post estrella del año. Se pueden contar con los dedos de las dos manos. Es un toque. Nos estáis diciendo: queremos más. Pues dicho y hecho. Renovarse o morir. Desde ahora aquí encontraréis indie, si, pero también TOROS (corridas, corridas y más corridas). ¿Que por qué toros? Pues porque no han nada más visto que mezclar indie y TV, indie y series, indie y cine, indie y cómic… ¿Qué fue de la tauromaquia? ¿Acaso no es revolucionario reivindicarla hoy? ¿De verdad no se puede molar siendo taurino y gafapasta? Nosotros nos proponemos demostrar que sí: yes, we can. El Columpio Asesino ya lo predijeron en ‘Toro‘, y Alt-J se han sumado rápidamente, con el videoclip de ‘Something Good‘, como tiene que ser. El cierre temporal de la sala Apolo nos dolió, pero el cierre definitivo de La Monumental ha sido una estocada al corazón. Coso taurino eterno, templo del noble arte de capote y la espada. Hoy en Barcelona ser antitaurino es el equivalente musical a escuchar Melendi: mainstream puro, seguimiento cegado a la masa, a la corriente dominante. Nosotros decimos ¡sí al sufrimiento animal! Nosotros somos animales y sufrimos, joder. El indie es como los toros: ora se goza con un buena buena chicuelina guitarrera, ora se sangra por una jodida cornada sensiblera directa al corazón. ¿No es acaso sangrar ponerse el primero de Bon Iver? ¿No es acaso un revolcón entre pezuñas aguantar de cabo a rabo el último de Swans? El sufrimiento es bello, la valentía es bella. No nos digan que no suena bien: Indiespot, tu blog de indie y tauromaquia. Va por ustedes.

Publicidad
Publicidad