13/12/2012

El hambre, el enfado y la respuesta será el regreso de los autores del disco estatal de 2008 para este blog.

Egon Soda tardaron más de diez años en publicar su debut, desde que se formaron en Barcelona, empezaron a dar sus conciertos esporádicos, y todo fructiferó en 2008, con el maravilloso disco de título homónimo que acabó aupado, así en plan apuesta personal, como mejor disco estatal de ese año en indiespot. Pocos lo recordarán (aunque sale en Wikipedia, je), porque de hecho era el primer año en que hacíamos estas listas de final de año que tanto nos acabarían estresando. Pero Egon Soda, el disco, sigue ahí, como un álbum perfectamente válido, inspirado, poético, evocador, y tremendamente personal. Sigue siendo el número 1 indiscutible de ese año, en el que por cierto también aparecieron los primeros discos de Manel o Vetusta Morla. Casi nada. Desde entonces, Egon Soda apenas han dado uno o dos conciertos, en esa lógica de hermetismo en la que parecen instalados, sea por los motivos que sean (que Ricky Faulkner es uno de los músicos y productores más pluriempleados de la actualidad podría ser uno de ellos) y que no hace sino acrecentar esa sensación de grupo de culto, casi de leyenda urbana que con los años han adoptado.

Por eso, cinco años de trabajo para un segundo disco no son nada comparado con los doce que tardaron en hacer el primero. El 29 de enero se publicará, para mayúscula sorpresa nuestra, el difícil segundo disco de Egon Soda, llamado El hambre, el enfado y la respuesta. Y como Ferran Pontón (compositor y motor del grupo), Ricky Faulkner, Xavi Molero, y Pablo Garrido (ayudado esta vez por Charlie Bautista) no son de los que optan por el camino corto, anuncian que se tratará de un disco doble. De «una hora y pico de puro sentir«, grabado en directo («el tema que más veces tocamos antes de entrar en el estudio lo ensayamos 4 veces«) y que reivindicará esa idea tan perdida y reivindicable del disco como conjunto, como idea global, ahora que no hay nada que merezca más de 5 minutos seguidos de nuestro tiempo. Apuesta valiente la de El hambre, el enfado y la respuesta, pero viniendo de Egon Soda podemos esperar lo mejor. De momento, podemos escuchar tres de las nuevas canciones tocadas en directo en los estudios La Casa Murada, donde han grabado este segundo disco y donde el proyecto audiovisual Tots Sants aprovechó para filmar tres de las nuevas composiciones: ‘Vals de pequeña mecánica‘, ‘Noche del sarmiento‘ y ‘Papel pintado‘, que conservan la sonoridad reposada habitual, con habituales reflejos del rock americano clásico. Una delicia.

 

Publicidad
Publicidad