04/12/2012

El Ayuntamiento de Madrid reduce el aforo de una de las salas de Matadero de 800 a 100 personas.

Empezamos por el final: «La organización del festival (…) se plantea, debido a la adversidad de las circunstancias, que ésta sea la última edición de San Miguel Primavera Club en Madrid«. Esta vez no se trata de un órdago de Gabi Ruiz en su Twitter o en su blog, sino que es la frase que concluye la nota de prensa que la organización del Primavera Club ha mandado esta mañana. El motivo es, una vez más, clarísimo y de los que dejan patente las dificultades que el sector de la música en directo tiene que atravesar constantemente: resulta que el Ayuntamiento de Madrid ha impuesto, a dos días del inicio del festival, la reducción del aforo de una de las salas del Primavera Club en esa ciudad; en concreto, la Nave de Terneras en Matadero Madrid. Pero la reducción escapa a toda lógica: pasa de un aforo máximo de 800 personas –previsto inicialmente– a uno de 100. 700 personas menos. Cuenta la nota de prensa del Primavera Sound que el recinto de Matadero Madrid no contaba con un permiso específico que regulara el aforo de esta sala, y que habían hecho la estimación del aforo en base «a su experiencia previa«.

Pese a ello, la organización ha decidido que mantendrá todos los horarios previstos inicialmente, pero anuncia que devolverá el abono o la entrada a quien así lo deseen (más información sobre ello aquí). A efectos prácticos, el cambio de aforo provocará que mucha gente se quede sin ver a grupos como Antònia Font, Cats On Fire o Red Kross, por no decir la sesión final de DJ Coco el sábado a las 00:15h, que será prácticamente en familia.

Con esto, ya son innumerables las trabas que el Primavera Club ha arrastrado en la edición de este año: desde cancelaciones como las de Cat Power o Crocodiles, al cierre en Barcelona de la sala Apolo y la imposibilidad de usar el Mercat de les Flors a una semana escasa del festival. Todo esto, puesto en perspectiva más allá de los días surrealistas que debe de haber vivido la organización del festival, hace que la posición –a menudo radical y que desearíamos que no acabara convirtiéndose en realidad– de Gabi Ruiz cuando dice lo de que este Primavera Club será «el último en España» cobre todo el sentido del mundo. Si un sector que ya se ve seriamente amenazado por aspectos como la subida del IVA al 21% tiene además que lidiar con persecuciones absurdas e inexplicables decisiones políticas de última hora, es lógico que, analizados los pros y los contras, el balance acabe siendo negativo. Y eso que hablamos del Primavera Sound, uno de los festivales más reconocidos a nivel internacional, que en muchos aspectos es la envidia de otros países. En muchos, no en todos, claro. Un festival que, con su hermano pequeño (el Primavera Club), ha agotado todos sus abonos a la venta.

Sea como sea, superados todos los escollos imaginables y por imaginar, el San Miguel Primavera Club 2012 ya está aquí: el jueves arranca en Barcelona con Swans (autores de uno de los discos del año), Great Lake Swimmers o los showcases de Repetidor y Boston Pizza Records. Por fin ha pasado todo y llega la hora de la música: de La Alineación de Los Planetas (esa fiesta que los granaínos montarán como anfitriones con sus grupos amigos para celebrar el fin del mundo, léase Los Punsetes, Klaus & Kinski y Airbag en Madrid, y Sr. Chinarro, La Bien Querida, Fernando Alfaro y Triángulo de Amor Bizarro en Barcelona. De Antònia Font y su presentación oficial de Vosté És Aquí, un macrodisco de microcaciones (hay 40, pero ninguna llega a los tres minutos). De los veteranos Redd Kross y los dulces Little Wings. De The Vaccines, Ariel Pink’s Haunted Graffiti, o el maestro Mark Lanegan. De ver todo lo que podamos y más. Por fin.

Todos los horarios del San Miguel Primavera Club 2012, así como los cambios de salas y demás, aquí.

Publicidad
Publicidad