23/11/2012

Por problemas de estructura en el sótano del recinto. Noticia actualizada con todas las novedades.

(ACTUALIZACIÓN: 23/11/12 a las 15:30h): Sin dar detalles concretos, la sala Apolo anuncia oficialmente que reubicará los conciertos previstos en su sala, al mismo tiempo que busca un emplazamiento temporal para Nitsa (las sesiones de noche), mientras se desarrollan las obras necesarias para la mejora de la estructura. Los gestores de la sala reiteran que el mantenimiento del edificio «no les corresponde«, y que se han puesto a disposición de la propiedad del inmueble, de los servicios técnicos del Ayuntamiento y de los Bomberos, con la finalidad de «garantizar la seguridad de los clientes«, y de que las obras de mejora se realicen con la máxima rapidez. Así que seguimos bastante igual. E incluso un poco más pesimistas. Veremos qué pasa en los próximos días…

Pocas horas antes del concierto de Bat For Lashes previsto en la sala Apolo de Barcelona, un escueto comunicado asomaba en la página de Live Nation (promotora del evento) y los perfiles en redes sociales de Apolo: debido a un «problema eléctrico«, el concierto se trasladaba al colindante Teatro Arteria Paral·lel. La sala tampoco abriría sus puertas esa noche de jueves, añadía el pequeño comunicado. Pocos minutos después, sin embargo, las primeras informaciones apuntaban ya a lo que finalmente se ha confirmado: el Ayuntamiento de Barcelona, tras la petición de los Bomberos, ha cerrado provisionalmente la sala Apolo, con efecto inmediato y hasta que solucionen los problemas hallados en una inspección realizada la mañana del jueves.

Dichos defectos apuntan a problemas estructurales en el sótano del edificio, que comparten también con el restaurante Apolo Diner y la sala de juegos, todos ellos clausurados hasta nueva orden. Mañana viernes la sala emitirá un comunicado oficial sobre el asunto, pero todo apunta a que la sala estará cerrada «unos días» (sin especificar más; en palabras de alguien del propio equipo de Apolo) mientras se realizan las obras para reforzar las estructuras. Según la inspección, no existía riesgo de colapso inminente, pero la estructura «no es apta» para las actividades que tienen lugar en los locales. Por ahora, pues, se cancelan todos los eventos previstos para los próximos días (desde las noches de Nitsa hasta los conciertos de Absynthe Minded o Micah P. Hinson –trasladado este a la sala Razzmatazz 1–).

Pero, arriésgandonos un poco, creemos que el Primavera Club 2012 podrá tener lugar en las dos salas de Apolo como estaba previsto. Eso dejan entrever algunas declaraciones del personal de la sala, y eso es lo que deseamos de todo corazón, para que un palo de estas características se quede solo en un susto de unos días. Aunque el festival acaba de anunciar que no contarán con el Mercat de les Flors como recinto del Primavera Club 2012 en Barcelona, debido a que el local no dispone de la licencia necesaria. En cualquier caso, afirman que «la Sala Apolo está trabajando en estos momentos para cumplir las exigencias del ayuntamiento de la ciudad de modo que las actuaciones allí programadas no tengan que ser reubicadas en otros espacios«. Y garantizan que habrá Primavera Club 2012 del 6 al 8 de diciembre, pese a todo.

Publicidad
Publicidad