15/11/2012

Videoclip de 'Wild' y reivindicación de uno de los discos del año

Termina el año y, a pesar a parecer un poco sepultado por la avalancha de novedades a la que semanalmente nos vemos expuestos, Bloom de Beach House aguanta el tipo y se postula sin duda alguna como uno de los hitos más celebrados y que más recordaremos de este 2012. La confirmación definitiva del dúo de Baltimore después de la relativa sorpresa que supuso para el gran público Teen Dream, uno de aquellos álbumes que irrumpen de puntillas y canción a canción se ganan el corazón de la gente, ha resistido el paso de los meses. Bloom entró por la puerta grande, con una expectación que llegó a incomodar al propio grupo (lo dejaban claro en alguna que otra entrevista promocional con los medios) y un sonido ambicioso que buscaba convertir los planetas que eran las canciones de Teen Dream en galaxias, directamente. En definitiva, que llegan el invierno y las listas de lo mejor del año, y Beach House nos recuerdan muy hábilmente que siguen aquí, que Bloom tiene título primaveral y salió en mayo pero que su terreno habitual es la niebla, la tristeza, el hilo de luz. Es precisamente lo que refleja el videoclip de ‘Wild‘, la poderosa segunda canción de Bloom, aquella en la que Victoria Legrand canta lo de «mi madre ya me dijo que me metería en problemas«. Una serie de escenas tristes, desesperadas y hasta violentas, dirigidas por Johan Renck y que tienen hasta un paréntesis dramático a mitad de la canción. Pero a eso juegan Beach House, a la dualidad de sensaciones, a hacernos sentir extrañamente bien llevándonos a través de caminos pantanosos. Siguen aquí, y Bloom se postula como uno de los discos de este invierno. Y atentos, porque planean gira europea para principios del próximo año, y el bueno de Gabi Ruiz (co-director del Primavera Sound) ya dejó intuir que no sería raro que nos visitaran…

Publicidad
Publicidad