06/11/2012

Donde dije »digo», digo »Diego». Y viceversa, por desgracia. Ese podría ser el resumen de la ya confirmada caída de Cat Power del cartel del […]

Donde dije »digo», digo »Diego». Y viceversa, por desgracia. Ese podría ser el resumen de la ya confirmada caída de Cat Power del cartel del Primavera Club 2012. La alarma saltó el pasado miércoles, a propósito de un comunicado publicado en el twitter de Chan Marshall aka Cat Power: »Puede que tenga que cancelar mi gira europea debido a la bancarrota y a problemas de salud relacionados con el angioedema. Aún no he tirado la toalla, estoy intentando descifrar qué es lo mejor que puedo hacer». Un par de días más tarde, la propia Marshall despejaba las dudas que ella misma había sembrado confirmando que, a pesar de los contratiempos, su visita al Viejo Continente seguía adelante. La alegría, sin embargo, ha durado poco, ya que las trece fechas previstas han quedado finalmente pospuestas. Un contratiempo de última hora que en el seno del Primavera Club ya intentan subsanar, tal y como ha adelantando Gabi Ruiz en su imprescindible cuenta de twitter. Más allá de las molestias que puedan sufrir promotores, fans y demás involucrados, lo verdaderamente importante en este momento parece la salud de Marshall. Una mujer que, como ha demostrado en recientes entrevistas, no pasa por ser la más estable sobre la faz de la Tierra y que ahora se muestra desprovista de toda la fuerza que luce en su genial álbum de regreso, Sun. Nosotros nos quedaremos sin disfrutar en directo de maravillas como ‘Cherokee‘ o ‘Ruin‘, pero ella proyecta una imagen más vulnerable y preocupante que nunca: »Como muchos de mis fans saben, estoy padeciendo de andioedema. Puede atacar de forma aleatoria, es muy aterrador y peligroso. (…) Tengo que posponer mi tour europeo. (…) Amo jodidamente a mis fans, pero ahora tengo que pensar en mí misma. Tengo que aprender a curarme». Ponte buena, Chan.

Publicidad
Publicidad