23/10/2012

Por muchos motivos, The Free Fall Band son un pequeño milagro. Uno de aquellos que ponen de buen humor, que hacen sonreír, que aportan un […]

Por muchos motivos, The Free Fall Band son un pequeño milagro. Uno de aquellos que ponen de buen humor, que hacen sonreír, que aportan un rayo de luz en tiempos, en fin, complicados. El cuarteto catalán –que descubrimos hace ya bastantes meses gracias a la gran labor del blog Dimelorápido en uno de sus Con Cierto Contexto en el Barbara Ann de Barcelona– se encuentra ahora mismo en uno de aquellos puntos de inflexión dulces por el que solo unas pocas bandas pasan: acaban de publicar su delicioso disco de debut, Elephants Never Forget, andan apadrinados por Miqui Puig, y se están haciendo un lugar en el panorama del nuevo pop catalán, atención, con dos novedades. La primera es que cantan en inglés. La segunda es que sus referencias son abiertamente clásicas, el pop de The Zombies, los Beatles (claro), Teenage Fanclub y compañía.

También se cita a The Shins o Jonathan Richman entre los puntos cardinales de Jan, Marc, Miquel y Xavier, que se conocieron tocando en la orquesta clásica de su colegio en Mataró, pero lo que llama la atención es que un grupo de chicos universitarios se hayan sacado de la manga un disco tan atemporal, tan clásico con todas y cada una de sus letras. Tan de pop de toda la vida, por decirlo de alguna manera. Obviamente la mano de Miqui Puig se nota, porque si algo atisbamos en aquel concierto del Barbara Ann era que Coldplay podían convertirse en una infuencia de doble filo, y no ha sido así. Por suerte, han ido por el camino de la sencillez más que por el de la épica, sin perder por eso detalles como el clarinete de Xavi y el desarrollo marcadamente instrumental de las canciones (ellos mismo confiesan ser un grupo más melódico que lírico).

Con todo, las primeras escuchas de Elephants Never Forget, que se publicó el 1 de octubre y ya ha sido número 1 en iTunes España, deja un delicioso regusto a primer disco, a un amateurismo en el mejor de sentidos, el de la frescura, las ideas que acaban de brotar y que tampoco necesitan muchas vueltas para epatar y transmitir. No es, ni pretende ser, un disco perfecto, sino más bien una ventana a diez pequeñas canciones que podrían haber nacido hace cincuenta años. Sirva la sencillamente feliz ‘Miqui’s Two Nostalgic Punk Songs‘ (dedicada a su productor), esa efectiva ‘Right Foot‘, el presumible hit ‘Hatcheplayà‘, o la espectacular balada ‘Contemporary Love‘, una de las favoritas de quien escribe esto gracias a esos “doo-wap” de la segunda mitad. Diez canciones que, en definitiva, florecen, buscan vivir sin demasiadas complicaciones y de paso alegrarnos el día. Y vaya si lo consiguen, y vaya si se lo agradecemos. Y nos alegraremos mucho por ellos si consiguen traspasar la gruesa membrana del pop catalán y llegar al gran público que estas canciones seguramente merezcan, pese a no hacer folk ni cantar en catalán.

The Free Fall Band presentarán su debut con tres conciertos especiales en Barcelona durante esta semana: el primero será esta misma tarde en el Fnac de El Triangle (a las 19:00h), pero los verdaderamente importantes serán los dos siguientes, el jueves 25 de octubre de vuelta en el Barbara Ann dentro de un nuevo Con Cierto Contexto (gratis a partir de las 20:00h, y con la actuación de El Faro en acústico) en el que solo tocarán versiones, y el segundo será al día siguiente en el Heliogàbal, el templo del pop en catalán por el que todos los grupos tienen que pasar. Su momento es este.

Publicidad
Publicidad