01/10/2012

Con Swim Deep llegamos, casi por casualidad, en ese momento. Ese instante en el que un grupo deja de ser una promesa y da ese […]

Con Swim Deep llegamos, casi por casualidad, en ese momento. Ese instante en el que un grupo deja de ser una promesa y da ese pequeño salto puede llevarlos a estar en todas partes (puede que no, pero el paso hay que darlo). En el caso de los británicos –de Birmingham, como muchos indican; la escena allí está en plena ebullición– Swim Deep, el pequeño salto puede haber sido firmar con Sony (más concretamente con su división RCA) cuando apenas han publicado dos canciones. Como hicieron, en su momento y sin ir más lejos, MGMT e incluso Foster The People, bandas a las que recuerda muy de primeras el cuarteto. Muy de primeras, ojo, porque también es muy cierto que hay en ellos pildorazos de pop clásico británico (en la voz), algo de dream pop (en las atosmferas), y sobre todo una apuesta absoluta por las melodías vitales optimistas y luminosas. Lo vimos claramente en ‘King City‘, la primera canción que publicaron, un hit rotundo que les llevó a fichar por la multinacional y publicar, ahora y con todos los honores, esta ‘Honey‘ en forma de single, con su propio videoclip (tremendamente noventero en cuanto a la estética de los chicos), que vuelve a dar en el clavo y anticipa que aquí puede haber algo. Igual que con bandas contemporáneas como Alt-J, en el caso de Swim Deep las influencias parecen llegar a decenas, y están todas tan mezcladas que resultan casi imposibles de discernir. MGMT, The Cure, Girls, Manic Street Preachers… Durante una milésima de segundo Swim Deep suenan a todos ellos (y todavía más), pero al final lo que queda es la capacidad de facturar una canción redonda, de estribillo infeccioso y con cierto regusto atemporal. Es probable, pues, que ‘Honey‘ (y hasta ‘King City‘) sean incluidas en el debut del cuarteto de Birmingham, que ya están grabando pero todavía no tiene fecha de publicación. O puede que no las incluyan, pero en cualquier caso apuntan alto y no parece que las expectativas puestas en ellos les pesen demasiado de momento.

Swim Deep – ‘King City’

Publicidad
Publicidad