01/10/2012

Hasta ahora, por un motivo u otro, La Bien Querida no ha sido santo de la devoción de Indiespot. Ni un único post dedicado íntegramente […]

Hasta ahora, por un motivo u otro, La Bien Querida no ha sido santo de la devoción de Indiespot. Ni un único post dedicado íntegramente a ella en casi cinco años de vida, no les digo más. Esto cambia ahora gracias a Ceremonia, el inminente tercer disco de la vizcaína, a la venta el próximo 5 de noviembre. Un álbum en el que, según adelanta Elefant Records en la nota de prensa, »se cruzan New Order y Kraftwerk, My Bloody Valentine y Love and Rockets, el kraut-rock y el post-punk, el amor y la venganza, la belleza y el dolor». Ahí es nada. Tan atractiva amalgama de referencias viene rubricada por un primer adelanto llamado ‘Arenas Movedizas‘. Valiente y extrañamente adictivo, así es el recién estrenado tema. Valiente porque, a pesar de que en la discografía de La Bien Querida hay algún escarceo con la electrónica ochentera (véase la televisiva ‘9.6’), se trata de un sorprendente giro para entregarse por completo a los sintetizadores. Extrañamente adictivo por ese contraste tan evidente entre el frío colchón sintético y la acalorada y resentida letra: »Tus caprichos consentí, no te quise compartir y me humillaste como a un perro», canta Ana Fernández sobre un galope de aires kraut que recuerda a los citados Kraftwerk o a Pegasvs. Ni rastro, al menos en este primer bocado, de las melodías desnudas y los elementos folklóricos que poblaban sus dos primeros trabajos, Romancero y Fiesta. Ahora toca explorar nuevos terrenos, algo que quizás haya aprendido de sus colegas Los Planetas. Y que conste que por aquí le damos el visto bueno al nuevo rumbo.

Publicidad
Publicidad