26/09/2012

Seguramente se hayan enterado por otros lados. Si no es así, es probable que piensen que el titular es absurdo, una auténtica obviedad que todos […]

Seguramente se hayan enterado por otros lados. Si no es así, es probable que piensen que el titular es absurdo, una auténtica obviedad que todos ya sabíamos. Así es: el Festival Internacional de Benicàssim ya anunció su edición de 2013 y hasta empezó a vender sus abonos cuando todavía no había ni terminado la de este año (por aquello de la subida del IVA y demás), y habrá ya centenares o miles de ingleses fibers que ya tengan el suyo. El problema surgió cuando el pasado lunes el periódico británico The Guardian publicó que la empresa Music Festivals Group, propiedad en un 40% –directa e indirectamente– de Vince Power y dueña del FIB, estaba estudiando solicitar el concurso de acreedores (o suspensión de pagos) después de suspender su cotización en bolsa tras una fuerte caída del precio de las acciones. La culpa, según dicen, se la atribuyen a eventos como los Juegos Olímpicos e incluso al propio FIB 2012, que según explica el artículo tuvo menos beneficios que el del año anterior. La noticia generó de inmediato preocupación en relación al FIB 2013, por si la continuidad del festival estaba en peligro, pero desde el departamente de prensa del festival, a través de Ernesto González –director de comunicación–, se ha rechazado tajantemente dicha opción. «Habrá FIB 2013«, es lo que ha venido a decir la organización del FIB, a medios como Mondo Sonoro o JNSP.

Aunque la situación no sea ni mucho menos la deseada, de momento parece que Music Festivals Group pasará a ser evaluada, y después se determinará si la Administración Pública se hace cargo de ella o no. Pero en cualquier caso la continuidad tanto del FIB como del Costa de Fuego (el festival de rock duro y metal que la organización empezó a celebrar este año, en el mismo recinto y una semana después del FIB) están aseguradas. De todas maneras, parece lógico que sea a través de la empresa de Vince Power (por cierto, muy significativa su cronología profesional plasmada en el artículo de The Guardian) o fuera de ella, el FIB difícilmente dejará de celebrarse mientras siga siendo un festival exitoso y que da beneficios. Así que todo el mundo tranquilo, porque del 18 al 21 de julio de 2013 en Benicàssim habrá festival, y esperemos que esta sea la última noticia que tengamos que contar sobre el asunto. (Y mientras tanto, en el Primavera Sound…).

Publicidad
Publicidad