17/07/2012

La semana se prometía muy feliz para Passion Pit y más concretamente Michael Angelakos, cabeza pensante del grupo. Y es que ayer la prestigiosa emisora […]

La semana se prometía muy feliz para Passion Pit y más concretamente Michael Angelakos, cabeza pensante del grupo. Y es que ayer la prestigiosa emisora NPR ponía a disposición de todos la escucha de Gossamer, el esperado segundo disco de los de Cambridge. Esperadísimo si teníamos en cuenta que que tanto su EP como su debut fueron excelentes, y sobre todo que los tres avances del disco eran auténticos hits: la colosal ‘Take A Walk‘ es candidata ineludible a temazo del verano (y del año), la posterior ‘I’ll Be Alright‘ (precisamente la segunda del álbum) es una explosiva catarsis que nos noqueó por completo cuando la escuchamos, y el baladón ‘Constant Conversations‘ confirmó la versatilidad de Angelakos a la composición. Una primera escucha a Gossamer anticipa un trabajo rotundo, repleto de estribillos coreables, con regusto veraniego y una leve sensación de estar ante uno de los trabajos del año. Veremos si eso se acaba confirmando. Pero por desgracia no todo va bien en el universo Passion Pit: el grupo ha tenido que cancelar sus próximos siete conciertos en Estados Unidos, anunciándolo con apenas un día de antelación. Lo más preocupante es el motivo: «la salud mental«, dicen, de Michael Angelakos. «Para que no haya más interrupciones, voy a tomarme un tiempo para mejorar mi salud mental«, ha dicho el propio cantante en la página web del grupo. Esperemos que no sea nada, pero teniendo en cuenta que la gira no ha hecho más que empezar (Gossamer se publica el 24 de julio y a Passion Pit le espera un apretado verano de conciertos por delante), vemos quizá demasiado próxima la fecha de reaparición del grupo encima de los escenarios: será, en principio, el 2 de agosto en Chicago con motivo del Lollapalooza. Ojalá. Mejórate, Michael.

Publicidad
Publicidad