29/12/2011

Ya que nos ponemos, lo hacemos bien. Hace tan solo un día presentábamos la lista de mejores canciones estatales de este 2011 que ya afronta […]

Ya que nos ponemos, lo hacemos bien. Hace tan solo un día presentábamos la lista de mejores canciones estatales de este 2011 que ya afronta sus última horas, y ahora llegan las internacionales. Un año plagado, como siempre, de grandes temas, de hits escandalosos, pero con una notoria presencia de la música de baile. Hemos caído rendidos a ella, y verán que que ocupan posiciones muy importantes de la lista. Para el resto, hemos tratado de equilibrar el tema, especialmente resaltando canciones de buenos discos que se han quedado fuera de la lista de mejores discos del año, que publicaremos este próximo jueves 29 de diciembre. Vamos, que encontrarán un poco de todo, incluidas algunas de las sorpresas que nos gusta encumbrar un poco por cabezonería. Así que disfruten de estas 50 canciones que resumen en unas 3 horas el 2011, y si quieren háganlo a través de la lista de reproducción de Spotify en la que, este año sí, están absolutamente todas. De la primera a la última. De ‘Midnight City‘ a ‘Believer‘. Con todos ustedes… las mejores canciones internacionales de 2011.

50. John Maus – ‘Believer’ (We Must Become The Pitiless Censors Of Ourselves)

49. Siskiyou – ‘Twigs And Stones’ (Keep Away The Dead)

48. Miles Kane – ‘Come Closer’ (Colour Of The Trap)

47. Surfer Blood – ‘Miranda’ (Tarot Classics)

46. The War On Drugs – ‘Brothers’ (Slave Ambient)

45. Kate Bush – ‘Snowflake’ (50 Words For Snow)

44. We Were Promised Jetpacks – ‘Circles And Squares’ (In The Pit Of The Stomach)

43. Braids – ‘Lemonade’ (Native Speaker)

42. Fleet Foxes – ‘Sim Sala Bim’ (Helplessness Blues)

41. WU LYF – ‘Heavy Pop’ (Go Tell Fire To The Mountain)

 

40. Beirut – ‘Santa Fe’ (The Rip Tide)

39. Wye Oak – ‘Civilian’ (Civilian)

38. Emmy The Great – ‘Paper Forest (In The Afterglow of Rapture)’ (Virtue)

37. Kurt Vile – ‘Jesus Fever’ (Smoke Ring For My Halo)

36. I Break Horses – ‘Hearts’ (Hearts)

35. Real Estate – ‘It’s Real’ (Days)

34. Caveman – ‘Old Friend’ (Coco Beware)

33. The Pains of Being Pure at Heart – ‘Heart in your Heartbreak’ (Belong)

32. Veronica Falls – ‘Bad Feeling’ (Veronica Falls)

31. The Strokes – ‘Under Cover of Darkness’ (Angles)

 

30. Wavves – ‘I Wanna Meet Dave Grohl’ (Life Sux)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=j6jurpYpXUo[/youtube]

En una clara demostración de que King Of The Beach no fue fruto de la casualidad, nuestros «queridos» Wavves prolongan su fenomenal estado gracia con la que probablemente sea su canción más larga y certera hasta la fecha. No es una contradicción, sino cinco trepidantes minutos de pop-punk gamberro que pasan como un suspiro entre distorsiones, riffs memorables a toda velocidad y esa frase que no se cansarán de repetir a grito pelado: «I Wanna Meeeeeet Dave Grohl!». Un hit al que nadie puede parar y que hasta el hoy líder de los Foo Fighters debería escuchar (si es que no lo ha hecho ya).

29. Bill Callahan – ‘Drover’ (Apocalypse)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=1tEnAgKDF34[/youtube]

Háganse un favor y denle cinco minutos y medio de tregua a su existencia. Paren, desconecten sus móviles, enciérrense en una habitación silenciosa y dejen que Bill Callahan diga eso de «The real people went away…». Pocas canciones tan emocionantes y bien hechas encontrarán en este 2011 como ‘Drover’, el inicio de un apocalipsis folk en el que el cowboy de cowboys, convertido aquí en un altivo pastor de la América profunda, disfraza sus emociones de ganado para reflexionar sobre ellas. Lo hace acompañado de brillantes rasgueos de guitarra, de la finura del violín y de la pulsión de las baquetas, pero sobre todo de su voz, cuyo dominio del ritmo, de tan aplastante, es capaz de detener el tiempo con un simple chasquido. Mágico.

28. The Vaccines – ‘If You Wanna’ (What Did You Expect From The Vaccines?)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HJa90MocQwA[/youtube]

Urgencia. Eso es lo que mejor transmiten The Vaccines con las canciones de su juvenil debut. Y, bueno, también ganas de vivir, de saltar como un hooligan, de corear sus estribillos, de hacer pogos, de imitar su batería machacona, de cantar su solo de guitarra… cosas así superficiales que, sin embargo, te hacen feliz por unos minutos. Y eso es lo que persiguen, y consiguen, y en canciones como ‘If You Wanna’ se ventilan en menos de 3 minutos. Tiene mérito.

27. Mogwai – ‘Rano Pano’ (Hardcore Will Never Die, But You Will)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=WN3iuBYzBiY[/youtube]

‘Rano Pano’ es la prueba irrefutable de que, por mucho que pasen los años, Mogwai (al igual que el hardcore) nunca morirán. Potente, abrasiva, avasalladora, épica… cuesta encontrar un calificativo apropiado para un tema que, escapando de los cánones del post-rock, consigue aunar melodía y ruido de una manera tan gloriosa. Ideal para sacudir un concierto, justifica también la compra de un buen equipo de música que lo reproduzca en todo su esplendor y le permita a uno balancear la cabeza en casa. Aunque ello signifique quedarse sin cristales.

26. Girls – ‘Vomit’ (Father, Son, Holy Ghost)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ze6rg4ixjOI&ob=av2e[/youtube]

Que donde esperaban encontrar ‘Honey Bunny’ aparezca ‘Vomit’ no responde a un ataque de esnobismo, sino al hecho que nos gustan los caminos largos y difíciles, los menos evidentes. No siempre, es cierto, pero sí en el caso de Girls, que ya han demostrado sobradamente que lo de componer hits inmediatos lo tienen por la mano. Esto es otra y apasionante historia, una en la que el delicado lamento de Chris Owens se va desperezando a guitarrazo limpio. Una en la que un océano de órganos desbocados consigue un final apoteósico, en el que cabe un coro de gospel y en el que hasta nos parece intuir un pequeño homenaje a una tal ‘Hey Jude’. Muy, muy gordo.

25. The Antlers – ‘Every Night My Teeth Are Falling Out’ (Burst Apart)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6kL8OwvKBg8[/youtube]

Every Night My Teeth Are Falling Out‘ es la canción que describe a los nuevos The Antlers. Menos torturados pero igualmente oscuros, menos densos pero un punto más retorcidos, y con la mirada fijada en un horizonte más… «sexy«, como ellos mismos comentaron. ‘Every Night My Teeth Are Falling Out‘ es como una pesadilla rara en loop constante, cuyo final es una espiral de distorsión desbocada que también nos presenta a unos The Antlers desconocidos. Y muy seguros de sí mismos.

24. Big Deal – ‘Locked Up’ (Lights Out)

Cuando uno está enamorado de verdad es difícil escoger un elemento de adoración. Un día es risa, otros el pelo, otros la forma de besar, otros la de mirarte. Con los discos pasa un poco así. ‘Talk‘, ‘Chair‘, ‘Seraphine‘… me gustan todas. Pero es que esta… esta te rompe el puto corazón cada vez que llega a ese estribillo: «you don’t have to be alone / maybe you’re not / I woundn’t know / because you keep all locked up». Es sencillamente maravillosa, de principio a fin.

23. PJ Harvey – ‘The Last Living Rose’ (Let England Shake)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=CWBrWhrKchQ[/youtube]

Es ‘The Last Living Rose‘ podríamos decir que por casualidad. La decisión fue aleatoria, puede que por ese inicio con solo guitarra y voz, por esa entrada triunfal de los vientos, por ese solo que llega después del estribillo, porque nos sorprendemos cantándola por la calle… O por su concisión, al durar solo 2 minutos y 20 segundos y dejarlo todo dicho. El excelente disco de PJ Harvey podría tener a todas y cada una de sus canciones en esta lista, pero teníamos que escoger solo una. Y ha sido ‘The Last Living Rose’.

22. Metronomy – ‘The Bay’ (The English Riviera)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9PnOG67flRA&ob=av2e[/youtube]

Baile. Metronomy han dado con The English Riviera un contundente golpe sobre la mesa del pop electrónico juguetón y sensual, y esta ‘The Bay‘ es la clara muestra de ella. Al contrario que muchas canciones de baile no se sustenta solo en un riff pegadizo (aunque lo tiene), sino que juega constantemente con la melodía de voz, con los vaivenes de la canción y con las justas notas de piano para conseguir, irremediablemente, que movamos todo el cuerpo a su ritmo. Un hit.

21. Foster The People – ‘Pumped Up Kicks’ (Torches)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=SDTZ7iX4vTQ&ob=av2e[/youtube]

De la nada al mainstream en menos de un año, o cómo Foster The People se han convertido en los sucesores de MGMT para el trono del pop pseudo-electrónico apto para las masas. Aunque ellos no tiene ninguna canción del tamaño de ‘Kids‘ o ‘Time To Pretend‘, ‘Pumped Up Kicks‘ se queda muy cerca, especialmente gracias a un estribillo que se graba a fuego en todo aquel que lo escucha por primera vez. Para bien o para mal. Luego se revelan como un grupo que apenas sabe hacer estribillos y poco más, pero la realidad es que los hace muy pero que muy bien.

 

20. WATERS – ‘For The One’ (Out In The Light)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=JIOJkUFTiwY[/youtube]

Cojan al cantante de los extintos Port O’Brien, Van Pierszalowski, y cambien las aguas heladas de su querida Alaska por los cálidos rayos de luz californianos, quítenle el gorro con orejeras y las redes de pescar y vístanlo con unos jeans rasgados y una camiseta de cualquier banda lo-fi que se precie (Sebadoh o Jay Reatard cumplen a la perfección). ¿Ya? Entonces conecten el pedal de distorsión, la guitarra y den la bienvenida a WATERS, su nuevo proyecto de rock garajero. Es sucio, directo y da zarpazos tan tremendos como ‘For the One’, un auténtico subidón de adrenalina.

19. tUnE-yArDs – ‘Gangsta’ (W H O K I L L)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=EbkMPHW67xM&ob=av2e[/youtube]

Este es el tema. Suenan las sirenas de algún vehículo con sirenas, entra ese ritmo endiablado, ese bajo interrumpido, Merrill Garbus lo para todo para hacer ella la sirena con la boca y zas: «what’s a boy to do if he’ll never be a gangsta!?»  ¿Como tiene tantísima fuerza con tan pocos elementos? Al final es un bajo seco, su voz gritona y ese rumor de semicorcheas al fondo. Una canción técnicamente admirable (el colchón rítmico, la cascada final de vientos y voces…) pero ante todo, como el resto el álbum salvaje, divertida y un poco descolocante. «Life in the city makes more sense when Jesus calls…» ¿Cómo?

18. The Drums – ‘Money’ (Portamento)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IqYgNiZdfh4[/youtube]

The Drums han dado un pasito a un lado alejándose de la facilidad de ‘Let’s Go Surfing‘ y acercándose todavía más a sus reivindicados The Smiths. Y ahí se han quedado. Siguen siendo capaces, por eso, de facturar canciones espídicas y adictivas, juveniles como las que más, que llegan, convencen y se quedan. ‘Money‘ es una de ellas, uno de los hits incontestables de este 2011, y un tema menos alegre de lo que parece en un principio.

17. Wilco – ‘Art of Almost’ (The Whole Love)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=uz6UrYvacQk[/youtube]

No entiendo muy bien la existencia de esta canción. No entiendo por qué abre abre un álbum que está infinitamente mejor representado por otro hit como ‘Born Alone‘, clásico y perfecto. ‘Art of Amost‘ es diferente. Es atrevida, complejísima, es experimental en los detalles, pero conserva la clase y el gusto por lo simple en las bases. Esa línea de bajo es para morirse, como el piano sumándose a la orgía, los violines ascendiendo, la batería cortada. La virgen, qué baterista es Glen Kotche. Y qué guitarrista es Nels Cline. Los dos cabalgan como bestias al mando de un final tremendo. Jeff, yo quiero más de esta mierda.

16. James Blake – ‘The Wilhelm Scream’ (James Blake)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=isIABK-0ohQ&ob=av2e[/youtube]

Podríamos decir que su voz es especial, que sus melodías oscuras (más bien en tonalidades azules, como la portada de su disco) son de aquellas que calan hondo, que su interpretación accesible del dubstep le ha alejado de la mayoría de artistas similares y colocado en una posición única. Sí, James Blake tiene todo eso, pero hace falta ‘algo’ más para que una canción como ‘The Wilhelm Scream‘ te mantenga en constante atención, te abstraiga de todo y te lleve a su mundo de silencios y vacíos, de sonoridades submarinas y claroscuros melódicos. Para que te atrape de esta forma.

15. The Horrors – ‘Endless Blue’ (Skying)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=DNN6S5iF41I[/youtube]

Cien segundos de dream pop etéreo y soñoliento no son nada cuando el ciento uno lo pone todo en su sitio. Y menos cuando lo hace de esta manera. Es más, tal cantidad de tiempo resulta súmamente placentera cuando sabes que llegada la marca de los 1:41 The Horrors despertarán del letargo y, como si estuvieran poseídos, se pondrán a cabalgar hacia el infinito con un dinamismo inusitado. El mismo que mostraban los Interpol que molaban y que hacen de la psicodelia post-punk de ‘Endless Blue’ (menos oscura y más accesible) una fantástica oda a los ochenta.

14. Radiohead – ‘Lotus Flower’ (The King of Limbs)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=cfOa1a8hYP8[/youtube]

¿Adónde van Radiohead? Si lo saben ellos, son los únicos. Qué año, qué coñazo de noticias. A su favor hay que decir que el tiempo le ha venido bien a su octavo álbum de estudio y que incluso quienes estamos a punto de no soportarles por pesados nos rendimos ante este tema, construido, como gran parte del álbum, con mucho más ritmo que melodía. Aquí la llevan el bajo, casi mecánico, tres notas, y una voz que navega al brode del falsete. Tienen algo magnético esos bombos a contratiempo, esas palmas desnudas, esa voz que nos ha dado tanto tantas veces. Siguen sabiéndolo hacer. Eso sí, Thom, el negro de ‘Lonely Boy‘ te machaca en una pista de baile.

13. Arctic Monkeys – ‘Suck It And See’ (Suck It And See)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TlYJKfunfC0&ob=av2n[/youtube]

Suck It And See es el disco de los medios tiempos de Arctic Monkeys. De la madurez, que dirían los tópicos. De canciones con un porte tranquilo, sereno, absolutamente confiado. Y el disco guarda para el final dos de sus mayores joyas: la concluyente ‘That’s Where You’re Wrong‘ y ‘Suck It And See‘, una canción que en ningún momento se excede en volumen, en tono, en contundencia. Navega precisamente por donde quiere navegar, por un pop atemporal rotundo, medido al milímetro y capaz de emocionar sin necesidad de demostrar nada.

12. Handsome Furs – ‘When I Get Back’ (Sound Kapital)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9XjNDWKaMR4[/youtube]

Escucho por millonésima vez la base machacona de ‘When I Get Back’ y sigo sin dar crédito. ¿Cómo puede ser que un tema tan electrónico y con tanto teclado me haga vibrar como lo hace? A mi, ¡que mataría por una guitarra! Las emociones, ya se sabe, son incontrolabes, y por mucho que todos el primer corte del tercer disco de Handsome Furs pegue más en la sala The Loft de Razzmatazz o en un blog llamado Electrospot nos tiene atrapadísimos, así que aquí nos tienen idolatrándolo. Con todo merecimiento, ojo, pues suena genuino como pocos y transmite lo que otros ya quisieran. Además, a intensidad, entrega, pasión y gancho a Alexei Perry y Dan Boeckner no les gana nadie, y menos en la pista de baile. Bárbaro es poco.

11. King Creosote & Jon Hopkins – ‘Bats In The Attic’ (Diamong Mine)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=gAt4sk8znk4[/youtube]

Diamond Mine es uno de esos discos que corren serio riesgo de caer en el olvido más absoluto. Siete canciones, 32 minutos. Eso sí: 32 minutos de deleite. Esta es la tercera, una canción sin estribillo, cantada a dos voces,  una ventanita a un pedazo de vida con campanarios que dan las tres, murciélagos en el ático y novelas que no cambian los nombres. Tiene algo ese maridaje de voces, ese salto del «it’s such a waste of all that we had»  al «it’s such a waste of all that I am» que marca el final del descenso. Tras él suena un rio durante unos segundos. Cantan unos pájaros y sin que nada concluya realmente, comienza ‘Running On Fumes‘. No se pierdan este album, en serio.

 

10. Lana Del Rey – ‘Video Games’ (Video Games)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HO1OV5B_JDw[/youtube]

Uno recuerda la primera vez que escucha algo como ‘Video Games‘ de Lana del Rey. En mi ocasión fue muy entrada la noche, en mi habitación y con los auriculares puestos. Me quedé sin palabras. No sabía dónde ubicar esta artista surgida de la nada y capaz de hacer una canción tan sensual pero al mismo tiempo oscura, con ese ritmo tan lánguido que remite a ‘Hold Time‘ de M. Ward. Con esa letra que habla de videojuegos, de chicas malas y de chicos a los que les gustan las chicas malas. Con esa sencillez y esa fuerza al mismo tiempo. Han pasado unos meses y todavía no sabemos dónde situar a Lana del Rey, pero con ‘Video Games‘ tendrá siempre una auténtica joya.

9. The Joy Formidable – ‘Whirring’ (The Big Roar)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9kNQeDlgBoc[/youtube]

Es posible que más abajo les digan lo contrario, que les intenen convencer de que ésta no es la canción más épica del año. Allá ustedes. Para quien escribe, si nos ceñimos a este concepto ‘Whirring’ es sin duda lo más memorable que ha parido una guitarra durante los últimos 365 días. ¿O debería decir un avión supersónico? Porque eso es lo que me imagino cada vez que Ritzy Bryan entona el primer «Turn the dial on my words» y un viento huracanado lo arrasa todo sin piedad. Se desata entonces una furiosa tormenta de dimensiones bíblicas que va cargándose de electricidad para estallar en una larguísima y eufórica coda instrumental que, hacia el final, si se han dejado atrapar, trasciende lo musical para convierte en algo físico. Músculos agarrotados, venas hinchadas, palmas sudorosas… Épica, amigos. Épica.

8. St. Vincent – ‘Cruel’ (Strange Mercy)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Itt0rALeHE8&ob=av2e[/youtube]

Quien le haya dado unas cuantas escuchas al grandérrimo Strange Mercy sabrá a lo que nos referimos con lo de que ‘Cruel’ es una de las pocas concesiones que St.Vincent le hace a la luz en su tercer trabajo. Deliberadamente pop en la superfície, Annie Clark abre aquí la ventana y de repente la asespia de sus diez compañeras de viaje se torna almíbar a lomos del tarareable «cru-uh-uh-uh-uel», que junto con el punteo de guitarra encandila falsamente, haciendo creer al cándido oyente que está ante un tema dulzón, intrascendente y espumoso. Lo parece pero no lo es, claro. Porque si uno rasca, que debe, descubrirá las diferentes capas de la cebolla, las que pican, y en ellas la fascinante dualidad con la que juega Annie. «They could take or leave you, so they took and they left you». Crueldad innecesaria disfrazada de cordero. Irresistible.

7. Bon Iver – ‘Holocene’ (Bon Iver, Bon Iver)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TWcyIpul8OE[/youtube]

En su contexto, ‘Holcoene‘ es una especie oasis. Es la puerta de entrada al que sin duda es uno de los discos de año. No por abrirlo, sino por no necesitar más de una escucha para ser amada. A la primera, los dobles bombos de ‘Perth‘ intimidan, los saxos de ‘Minnesota, WI‘ descolocan… Luego todo encaja, pero ‘Holocene‘, con esa guitarra inicial que brilla como destellos de un sol de invierno sobre agua limpia, te abraza desde el principio, se te mete dentro desde la primera vez. Suave sin excepciones, brillante sin pausa, emocionante como solo Justin Vernon sabe hacerlas. Una joya.

6. Yuck – ‘The Wall’ (Yuck)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=qaeoVJYs2cA[/youtube]

¿Cómo es possible que después de 200 escuchas siga siendo absolutamente incapaz de no hacer el «yeeeeahhhh» del 2:55? Es superior a mí, de verdad. Cada vez que suena esta canción se me pone una sonrisa grande la cara, se me carga la barrita de vida. Me dan ganas de vivir cerca del mar, tener una bicicleta sin marchas y una novia rubia que esté a punto de dejarme por un tío más guapo. Infalible. «And I know that I’m in space, and I know that it’s not real, it’s just the way that I feel, it’s just the way that I feel!».

5. The Black Keys – ‘Lonely Boy’ (El Camino)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=a_426RiwST8[/youtube]

El Camino es el Wolfgang Amadeus Phoenix del rock: tiene demasiados hits. Escogemos este porque el disco ha salido hace poco y es sobre el que existe el consenso de la redacción, pero quien lo tenga trillado convendrá conmigo en que en esta lista cabrían otros tres temas de este álbum. Ahora bien, ¿se puede escuchar este y no querer devorar el resto? Ha servido de adelanto y es el comienzo de un disco sobresaliente. Rock and roll bailable, sexy, con un toque glam y un sonido sencillamente acojonante. Pelotazo sin concesiones.

4. The Rapture – ‘How Deep Is Your Love?’ (In The Grace Of Your Love)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jTIKffFPFv0[/youtube]

Con permiso de M83, el regreso de The Rapture les ha hecho recuperar el trono de la música orgánica de baile, un poco más triste desde la desaparición de LCD Soundsystem. Precisamente a los de James Murphy remiten ligeramente en ‘How Deep Is Your Love‘, una brutalidad de seis minutos y medio que no baja el ritmo en ningún momento. Al contrario, lo sube: cuando crees que la canción ya te lo ha dicho todo llega el estribillo y te rompe en dos con el ‘más difícil todavía’. A partir de ahí, la canción tira sola: las cuatro notas de piano repetidas eternamente, la batería discotequera marcando el camino y la sobrada final de incluir un solo de saxo en el año de los solos de saxo (Destroyer, Bon Iver, M83… ¿pero qué pasa?). Y cuando todo coincide, como sucede en los dos minutos finales de la canción, uno no sabe ni hacia dónde mirar, ‘How Deep Is Your Love‘ es una coctelera agitada delante de nuestras narices a punto de explotar y nosotros solo podemos… bailar.

3. EMA – ‘California‘ (Past Life Martyred Saints)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BacPDrDeY8U[/youtube]

El necesario contrapunto. Entre tanta alegría, tanto baile, tanto buen rollo, es necesario un poco de oscuridad jodida. La de EMA es genuina, la de ‘California‘ es auténtica («fuck California, you made me boring«), y es de las que desarma. ‘California‘ es una canción dura, despectiva, pero al mismo tiempo insegura y adicta, triste («I’m just 22 / I don’t mind dying«). Arrítmica, en la que la voz flota encima de un mar de sonidos y distorsiones imposibles de diferenciar, como un mar de mierda sobre el cual EMA se despide de sus amigos y habla de armas y nos acaba generando adicción a nosotros, y un poquito de miedo, y algo de compasión. Buena mierda, vamos.

2. Destroyer – ‘Suicide Demo (For Kara Walker)’ (Kaputt)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=F3hkPtQqk08[/youtube]

‘Suicide Demo for Kara Walker’ es una canción como un sueño, una canción como un collar de una sola piedra brillante, como un beso que te deja carmín en el cuello. Es la canción con más clase del año, a años luz, a siglos de la segunda. Son ocho minutos y medio de alarde de buen gusto, de contención tántrica, de caricias sin piedad, de estilo. Dan no necesita recargar nada, todo está en su justa medida, es un catálogo de arreglos para babear, para que se le pongan a uno los pelos de punta. Y no tiene estribillos, ni rompe, ni se para en seco para explotar, ni tiene sombra de ojos, ni relleno en ningún sitio. Y sin todo eso te mata de placer. Simplemente maravillosa

1. M83 – ‘Midnight City’ (Hurry Up, We’re Dreaming)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=dX3k_QDnzHE[/youtube]

Desde el tercer segundo de esta canción, uno sabe que está delante del caballo ganador. El loop inicial de ‘Midnight City‘, con esos teclados retorcidos en continua repetición y esa apuesta descarada por la épica, solo pueden anticipar el hit del año. Luego de esa explosión inicial llega el reposo con la parte vocal, un receso que la canción solo utiliza para que la reaparición del riff inicial en el estribillo sea todavía más contundente. Con apenas unas cuantas notas, M83 han logrado hacer la canción del año, de apariencia y letra superficial pero de alcance infinito, una de aquellas canciones que dentro de unos años seguiremos escuchando y nos recordarán a 2011, el año en que M83 decidieron lanzarse a la pista de baile, meter solos de saxos en los finales de sus temas, y poner las discotecas del mundo patas arriba con una canción que, en realidad, tampoco tiene los requisitos para funcionar en la pista. Pero tal es el alcance de esas cuatro notas en repetición que pueden conseguir cualquier cosa, desde anunciar el desfile de Victoria’s Secret hasta hacernos volver locos a las cinco y media de la mañana. Descomunal.

Publicidad
Publicidad