18/08/2011

Más de Bon Iver. Se podrán imaginar ustedes, queridos lectores, lo que es ser periodista en este Madrid del Vaticano durante esta semana de fe […]

Más de Bon Iver. Se podrán imaginar ustedes, queridos lectores, lo que es ser periodista en este Madrid del Vaticano durante esta semana de fe y fuego en la que a catorce pisos sobre el suelo, en este B sin aire acondicionado, la temperatura de madrugada no baja de 25ºC. Semana dura, se lo reconozco. Pero ya hay suficientes lloricas por estos lares (sí, es lo que están pensando) como para yo me una. Además, no puedo. Ni siento que deba. No después de ver tres veces seguidas el video que Nabil (director australiano afincado en Los Ángeles que tiene en su currículum varias piezas firmadas para Kanye West) ha hecho para ‘Holoscene‘, una de las (muchas) joyas del segundo ábum de Bon Iver. El video sigue los pasos de un chaval ataviado con jersey peludo, botas de agua y cachaba que recorre varios parajes de esa isla mágica que es Islandia. Frío querido. Del musgo verde y suave, al desierto volcánico en el que nada crece. El agua, las nubes, la naturaleza ininterrumpida. La infinita sensación de libertad. La cámara lenta. Lo ha estrenado National Geographic y no se perdonarán no verlo en HD. Merece la pena. Si se quedan con ganas de más, siempre puede ver el de ‘Calgary‘. Justin nos pone poéticos. 

Publicidad
Publicidad